Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


(Page 1) | 2 | 3 | .... | 5 | newer

    0 0
  • 09/20/11--14:03: Hijos de Gondor
  • Bueno, creo que esta entrada la debía hace ya mucho tiempo... emulando a Ana 'Estelwen', galardonada con el tercer premio en los Premios Gandalf de literatura de 2010 y que compartió su relato aquí, yo voy a compartir el mío, con vuestro permiso.

    Es un relato que llevaba un par de años queriendo escribir, y que siempre quise regalarle a Guillem, ya que su seudónimo en la Sociedad Tolkien Española es Boromir. Era la segunda vez que presentaba un relato a los Gandalf sobre un personaje de los más conocidos de Tolkien (anteriormente, presenté un relato sobre Sméagol titulado 'Cumpleaños'), y siempre sostendré que me ha resultado mucho más difícil escribir sobre personajes conocidos que sobre poco conocidos (o invenciones propias). Los hechos acaecidos en el relato están basados escrupulosamente en la obra de Tolkien cuando ha sido posible, incluyendo el origen de los nombres de Boromir y Faramir, y el devenir de los hermanos con la aparición del anillo de poder.

    No quiero terminar esta introducción sin animaros a participar en la edición de este año de los Premios Gandalf de literatura, cuyo plazo de recepción de relatos ya está abierto, y cuyas bases podéis consultar aquí.

    Espero que os guste o que, al menos, os entretenga. Por supuesto, podéis comentar la entrada en la opción 'publicar comentarios' que veréis debajo del texto.

    Un beso

    Mónica 'Elanor Findûriel'


    Hijos de Gondor

    En la mañana de hoy, glorioso año del 2978 de la Tercera Edad:Yo, Denethor hijo de Ecthelion II, Senescal regente del reino de Gondor, y en ejercicio de mis funciones como heredero, reflejo con regocijo en los anales del reino el nacimiento de mi vástago y primogénito al que hemos llamado Boromir. El cuerno de Mardil Voronwë lo acompaña en su lecho de sueño primero, en su cualidad de sucesor del sucesor, y ya ha recibido el beneplácito del consejo de la senescalía y de mi padre, el Senescal, así como la aclamación del pueblo.Con él, la linea de Senescalía Regente se asegura durante una generación más. Que los días que siguen sean días de gloria y esplendor para nuestro reino y nuestra estirpe.

    ---------------------


    - Está gravemente enfermo. Lo sentimos profundamente, pero no sabemos qué mal lo aqueja. No podemos hacer nada.


    Denethor enterró el rostro en las manos. Su hijo, su amor, su alegría, lloraba en la habitación de al lado. El llanto desesperado le estaba volviendo loco. Y se sentía indefenso ante la tremenda impotencia de saber que no podía hacer nada, que no podía luchar él mismo contra el dolor que atormentaba a su querido niño a espada y fuego, arrancarlo de su tierna carne hasta que se hubiese ido por completo…

    Escuchaba las cariñosas aunque agustiadas palabras de su esposa mientras acunaba a su pequeño, consumido en fiebre. No te preocupes, le decía. Tranquilo, le susurraba. Llevaba dos días sin salir de aquella habitación, sin probar apenas bocado, y sin dormir prácticamente nada. El único momento que tuvo para visitarla, hacía unas horas, le estrechó las manos con angustia, y sintió que estaban apergaminadas y frías.


    Te vas a poner enferma – le susurró mientras la abrazaba – debes dejar que lo hagan las nodrizas.

    Y ella tan sólo sonrió. Siempre sonreía. Si había preocupación en su alma, sus ojos no lo mostraban. Denethor la amaba aún más si cabía en esos momentos en que la fortaleza de su espíritu vencía a la debilidad de su carne.

    Cuando decidió casarse con ella, su padre se lo hizo notar. Es débil de cuerpo, le dijo, mira esos dedos largos, mira esas caderas estrechas. Está demasiado delgada, demasiado desvaída, como una flor lánguidamente desecada al sol. Añora demasiado el mar, no servirá para un hijo de Minas Tirith. Pero las comadres dijeron que era fértil, alegre y dispuesta a la vida de la senescalía, así que al final su padre accedió. Y a él le gustaba su sonrisa, su voz y su forma de mirarlo, de un modo tan humilde y a la vez tan tierno.

    Él la llamaba ‘mi pajarillo’ cada vez que la tomaba de la cintura, esa cintura tan breve y liviana que le cabía en las dos manos. Cada vez que la estrechaba en sus brazos, tenía miedo de quebrarla. Tan ligera, tan blanca, tan frágil y a la vez tan resistente.

    Y ahora, en el umbral de la desesperación, debía transmitirle a su esposa el deseo del Senescal. Debían buscar un segundo vástago, un varón que les librara de la desesperación de que su primogénito muriera, y su línea genealógica se extinguiera sin descendencia. Y Finduilas accedería, como siempre había hecho, con humildad y una sonrisa pálida, aun en los momentos más aciagos, aunque se estuviese consumiendo por dentro.

    Denethor, amparado por la seguridad de las manos que le ocultaban el rostro, se echó a llorar como un niño.


    ---------------------


    - Madre debe descansar, Boromir.


    Denethor tomó de la mano al pequeño vástago y lo condujo por los pasillos de las habitaciones de la senescalía. Boromir lo siguió, obediente, sin hacer más preguntas. Sabía que madre estaba enferma, como otras veces en que padre y ella habían llorado juntos con amargura. Esta vez parecía distinta, ya que las palabras de padre ‘vas a tener un hermano’ no habían proseguido al poco tiempo con ‘lo siento, Boromir, tu hermano no va a venir. Madre debe descansar’.


    Esta vez parecía de verdad que estuviera enferma de niño. Pero añoraba a su madre. Tanto, que se había atrevido a traspasar a escondidas las puertas y pasillos hasta la entrada de su dormitorio. Y ahí lo había encontrado el padre, sentado en un ricón tras una silla, para no ser descubierto, desde donde planeaba colarse en cuanto las doncellas abrieran la puerta.

    Necesitaba decirle a su padre cuánto miedo tenía.

    Denethor condujo al niño a los amplios archivos, donde reposaba en su atril la Crónica Iluminada de Gondor. Estaba prohibido tocar los dibujos, pero siempre le gustaba contemplarlos desde las rodillas de su padre. Como tantas veces, él se sentó y lo alzó para que viera bien las miniaturas de las páginas, llenas de letras apretadas y negras como hebras de leña quemada.

    - Hoy te voy a contar una historia.


    Y en palabras sencillas, que un niño de cuatro años como él pudiera entender, le contó la historia de Boromir I. Su padre también se llamó Denethor, como el que le balanceaba suavemente con la rodilla mientras apuntaba con un dedo largo y firme las iluminaciones de los pergaminos. Era un gran guerrero, le dijo, alto y fuerte, que combatió a una raza de orcos hasta entonces nunca vista en la Tierra Media: los uruk-hai. Monstruos terribles eran estos uruk, con rostros abominables y fuerza sobrehumana, pero Boromir se enfrentó a ellos con valentía y logró hacerlos retroceder hacia Ithilien y recuperar Osgiliath.

    Su padre señaló entonces una ilustración en concreto, donde Boromir soplaba un cuerno con fuerza, sus mejillas decoradas con espirales de fuego.

    Es el cuerno de Vorondil – contestó presto Boromir, con una sonrisa, reconociendo el cuerno que su padre tenía a los pies de su lecho en un pedestal de madera tallada.

    Algún día será tuyo, hijo mío. Como fue mío cuando mi abuelo dejó nuestro mundo. Y te enseñaré a soplarlo alto y fuerte, para que el corazón de los malvados se estremezca y el corazón de los valientes se inflame.

    Boromir volvió a contemplar la ilustración. Pronto sería suyo, sí, pero a precio de la muerte de su abuelo, que ya agonizaba en su cama hacía un par de meses. Había dejado de ver un mes antes, y de hablar hacía unos días.

    Y eso es lo que daba miedo al pequeño, sentir a su madre tan enferma de niño y pensar que lo abandonaría. Las escasas ocasiones en que le dejaban ver a su abuelo, éste lo contemplaba con los ojos vidriosos de la muerte, y le apretaba los brazos con dedos huesudos y recios.

    Las lágrimas le asomaron a los ojos, pero su padre lo abrazó fuerte, fuerte, hasta que se le pasaron las ganas de llorar.

    Vamos, mi querido Boromir – le susurró, con palabras suaves –. Vamos a buscarle un nombre apropiado al hermano que está por venir.

    -----------------


    Llevo buscándolo toda la mañana y no lo encuentro. El señor Senescal se va a enfurecer cuando no lo vea sentado a la mesa a su hora…

    Le repito, joven lacayo, que no sé dónde se encuentra el joven señor Faramir. No lo he visto en toda la mañana.

    Como siempre anda pegado a sus faldas, pensé que…

    ¿Faldas? – el mago frunció el ceño, apretando el pergamino que empuñaba con evidentes muestras de irritación. El lacayo sintió un escalofrío ascenderle por la espina dorsal – ¡Faldas!

    Es… es una frase hecha, mi señor Mithrandir – se apresuró a corregirse el lacayo. Como vio que las espesas cejas del mago no se desfruncían, comenzó a alejarse del mago dando pasitos cortos hacia atrás – Ruego me… me disculpe… No quería ofender a su túnica… ¡digo, a usted, con su túnica!... quiero decir…

    Y se escabulló detrás de la estantería más próxima. Al cabo, Gandalf escuchó la puerta principal del archivo cerrarse con estrépito, y las pisadas sobre la piedra del pasillo se aceleraron hasta convertirse en una carrera.


    Sólo entonces Gandalf relajó el gesto y se permitió una sonrisa en silencio, volviendo a los escritos.

    Boromir emergió de entre las pilas de libros un rato después. El mago no lo había oído llegar, absorto en su lectura y encorvado en su silla, pues el niño llevaba puestas las botas de piel de cabritillo que usaba para los entrenamientos.

    Mithrandir, ¿has visto a mi hermano? El maestro lo está buscando, y si se entera mi padre de que no ha aparecido por la clase de hoy, se pondrá furioso.

    Gandalf hizo un ademán con la mano para que Boromir se acercara. Apartando la pesada capa de viaje que aún llevaba puesta, descubrió al niño, que dormitaba en el suelo, arropado por la túnica y apoyando la cabeza en un pie del mago.


    Ilustración original de Miguel Ozonas, para la edición de este relato en formato impreso.

    Lleva aquí desde pronto en la mañana – le confió a Boromir en un susurro –. Me pidió que le enseñara algún poema, que le hablase de Númenor, que le enseñase a escribir en runas, y después se quedó dormido mientras le contaba la historia de su nombre.

    El mago contempló a Boromir arrodillarse junto a su hermano y zarandearlo suavemente del hombro. Sus ademanes firmes pero delicados resultaban señoriales, aun teniendo unos escasos once años. Faramir se despertó, rascándose los ojos con los puños.


    Vamos, dormilón – le dijo el mayor –. El maestro te está esperando, ¿no querrás que papá se enfade?

    No quiero dar clase hoy – contestó con un puchero Faramir, mientras se incorporaba entre los pliegues de la túnica del mago –, no me gustan los números.

    Vamos, vamos… – le apremió su hermano, tomándolo de la mano y haciéndolo ponerse en pie con suavidad – ¿Es que quieres ser un ignorante toda la vida? Si quieres, puedo decírselo a padre y que te envíe a los corrales. Para cuidar gansos no hace falta saber contar.

    No – replicó, espantado, Faramir. Boromir sabía que lo aterraban los gansos desde que, siendo más pequeño, uno le picara un dedo al aceptar la avena que le ofrecía –. A los corrales no. Pero Mithrandir me enseña.

    Faramir volvió sus ojos grises y despiertos hacia los de Gandalf, buscando apoyo. ‘Tan pequeño’ pensó el mago, ‘tan pequeño y está tan solo’


    Hazle caso a tu hermano mayor, Faramir – le susurró el mago, poniéndole una mano ancha y nudosa en la cabeza –, siempre vela por lo que es mejor para ti. Si aprovechas la clase de hoy, luego podrás volver y te contaré más historias de los días antiguos. Y vete ya, que no me estás dejando estudiar a mí…

    Gandalf apartó su mano del pequeño y se puso a refunfuñar entre dientes, revolviendo los pergaminos que tenía en la mesa. Faramir pareció resignarse, torciendo el gesto. Tomó la mano de su hermano con más fuerza y se dejó conducir dócilmente hacia el pasillo que daba a la puerta. El mago los vio marchar, mano en mano y, a medida que se hacían más pequeños en la distancia, pensó en lo extraordinario que era el mundo de los hombres. Aun en su desesperanza, eran capaces de seguir adelante.


    ¿Sabes? – Oyó a lo lejos que le decía Faramir a su hermano – Estaba soñando con mamá…

    -----------------

    Llegaron al patio del manantial a tiempo, antes de que se cerraran las puertas.


    La próxima vez mediré mejor mis palabras.

    Los arañazos que tenía en la mano le escocían.

    Ya te dije que las mujeres de La Marca son susceptibles, hermano – se rió Faramir –. Allí las cosas no son como en Gondor.

    Faramir examinó las heridas de su hermano con una sonrisa. Aquella escapada al mercado no había salido todo lo bien que hubieran deseado. La verdad era que su hermano no era demasiado delicado con las mujeres, aunque con esta había puesto especial cuidado. Pero las féminas de Rohan eran harina de otro costal…


    Maldito Rohan y sus trenzas despeinadas – gruñó Boromir –, no volveré a mezclarme con esa gente aunque me ofrezcan un hijo de meara. Por mí, que esas harapientas se vayan a dormir con sus caballos…

    Eso te pasa por intentar algo con una de ellas, yo no lo haría ni loco – respondió el menor, dando una patada a un guijarro del jardín –. Las adiestran para empuñar armas, ¿sabes? Yo no bromearía con una rohirrim loca que además sabe usar la espada.

    La vista al poniente era hermosa a la luz del atardecer. El otoño cedería pronto al frío, y este traería consigo la oscuridad. Ambos se sentaron al borde del adarve de la Ciudadela, con la ciudad blanca resplandeciendo en oro del ocaso a sus pies.


    Es curioso… – susurró Boromir, con los ojos perdidos en el horizonte. Faramir volvió el rostro hacia su hermano, cuyo negro cabello aleteaba al aire estival.

    ¿Qué es tan curioso?

    Fue el hijo del primer Boromir, Cirion – murmuró el mayor, entrecerrando los párpados – quien asentó el pacto con Rohan, y les otorgó las tierras donde viven ahora – alzó la mano arañada, cerrando y abriendo el puño –. Y esto es lo que recibe el segundo de su nombre en respuesta de esa estirpe de comeheno…

    La jugosa risa de Faramir le resonó en los oídos.


    El padre de Boromir también se llamaba Denethor – prosiguió, apoyándose en las manos y echándose hacia atrás, con los pies colgando por el muro –. Y defendieron Osgiliath del ataque uruk-hai. Debió ser terrible cuando los vieron por primera vez, unos orcos tan grandes y tan fuertes…

    –…
    y tan apestosos – apostilló Faramir –. El cronista Taviron de la Torre Blanca describió su olor como ‘el que desprenden cien cadáveres podridos al sol y cubiertos de pústulas’.

    Boromir arrugó la nariz ante la ocurrencia. Notó que los dedos de su hermano estaban de nuevo manchados de tinta.


    ¿Has estado otra vez trasteando en los archivos, hermano? – Preguntó, apartándose el pelo de los ojos con la mano arañada, regocijado al comprobar que la cabellera negra del menor reflejaba la luz del sol poniente del mismo modo que su propio cabello –. Como sigas haciendo caso a Mithrandir, los libros te consumirán el poco seso que tienes.

    Hay cosas hermosas allí, y cosas interesantes – susurró Faramir, con los ojos grises clavados en el horizonte. Los ojos de Boromir, los ojos de Finduilas –. Relatos de cuando el mundo era nuevo y los árboles cantaban…

    Árboles cantarines. Tamaño despropósito – gruñó el mayor, volviendo la vista hacia el atardecer carmesí.

    Historias de hombres, historias de elfos – continuó el menor, susurrando al viento del oeste, mientras escuchaba los incómodos resoplidos de Boromir a su lado –… historias de gente libre y de gente esclava. Historias de reyes, de batallas, de príncipes. Historias de cuando Gondor era grande y noble…

    ¡Gondor es grande y Gondor es noble!

    Faramir agachó la mirada. Había enfadado a su hermano, y lo sabía.


    Que nadie ciña la Corona Alada en sus sienes no significa que seamos menos nobles o grandes que en los tiempos antiguos – Boromir apretó los puños, iracundo, hasta que los nudillos se le pusieron blancos –. Padre es un buen hombre, de noble estirpe y justo proceder. Gobierna con sabiduría nuestro reino, y aun así, se niega a sentarse en el alto sitial…

    Boromir – la voz de Faramir no subió de tono, aun cuando su hermano casi había gritado – no quise decir lo que interpretaste. Lo siento.

    El mayor enmudeció, aunque tenía el rostro congestionado y respiraba aún con agitación. Apartó el rostro de la vista de su hermano, airado y confuso. Faramir siempre se arrepentía después de hablar de los tiempos pasados.


    Y además la sombra se cierne sobre nosotros – oyó que decía Boromir, en un gruñido. El menor había notado el temblor en su voz, pero no se movió –. La misma sombra que enfermó a madre, la misma que le hacía añorar el mar aun navegando en nuestra blanca nave de piedra… si te oyera padre…

    Le daría igual – se quejó Faramir –. Me miraría con los mismos ojos con los que me mira siempre. Sin verme.

    Eso no es cierto – susurró Boromir, con la voz firme esta vez –. Padre te ama. Aunque no sepa cómo decirlo.

    Padre te ama a ti. Yo sólo soy una sombra. Un reemplazo inútil. Y ni siquiera para eso soy bueno. Si algo te ocurriera, ¿crees que se volvería hacia mí en busca de su hijo segundo? No, Boromir – gimió Faramir –, yo no soy como tú.

    Se miró las yemas manchadas de tinta, y lamentó, como tantas veces, no tener las manos encallecidas de un guerrero.

    Cuando el mayor habló, luego de un largo silencio, ya era de noche.

    Boromir murió prematuramente – dijo, en un susurro, cerrando los ojos y alzando el rostro para que el viento de la noche le agitara los cabellos –. Le hirió un puñal maldito, y falleció antes de los ochenta años, presa del dolor que lo atormentara sin cesar durante veinte largos años.

    Lo sé.

    Padre nunca me contó esa parte – se sonrió, con una mezcla de nostalgia y de amargura –. Siempre me relataba cómo el hijo del primer Denethor venció a los primeros uruk-hai y consiguió salvar Osgiliath, clavando el estandarte del Árbol Blanco en la cima de las ruinas. Cómo recuperó más tarde Ithilien de las bandas dispersadas, y cómo gobernó con templanza con su título de Senescal. Y toda la parte de Cirion y Calenardhon…

    La historia pocas veces se adorna con datos escabrosos, a no ser que se refieran al enemigo.

    Faramir examinaba embelesado a su hermano, que contemplaba las estrellas. Boromir era ancho de hombros, robusto y regio, y su rostro parecía esculpido a la luz de la luna. Algún día sería un buen hombre, se dijo, algún día gobernaría con sabiduría y justicia.


    Es una buena noche – susurró el mayor –. Observa, hermano, cómo resplandece la Ciudad Blanca a nuestros pies.

    Y allí permanecieron los hijos de Gondor, ajenos a los susurros de la Ciudadela, a la sombra de Mordor, al anhelo del mar. Viendo cómo los diminutos ojos de Minas Tirith se encendían, uno a uno, con llamas titilantes que sabían a hogar. Contemplando cómo aquellas llamas salpicaban de estrellas doradas la superficie argenta de su ciudad, en la cima del mundo, en el sitial del reino, en la quilla del barco, en la punta de flecha. En el trono de Gondor, donde se mecen las ramas secas del Árbol Blanco.

    ---------------------------

    Alguien tocaba la flauta cerca, y su sonido se amortiguaba con el rumor del río. Faramir se dio la vuelta en su catre, incómodo. Cerró los ojos con fuerza para no despertarse, porque necesitaba dormir, aunque su cuerpo estuviese aún tan lleno de excitación por la batalla que no le permitiese descansar.

    Gruñó. Las costillas le dolían. El aire dentro de la tienda estaba viciado y pesaba, pero era sin duda mejor que el frío que dejaba el agua en la destrozada ciudad. En Osgiliath, parecía que la falta de calor humano poblaba las calles de sombras hechas de escarcha, adheridas a las paredes quemadas, que te saltaban a los hombros al doblar cada esquina.


    Y el frío sólo empeoraba el dolor del cuerpo. Llevar una armadura era terriblemente incómodo, y dejaba un dolor pulsante al desprenderte de ella, que te acompañaba como un espectro de metal.


    'Más incómodo sería estar muerto' reflexionó, a su pesar, el soldado. Vaya, esa noche tampoco conseguiría dormir.

    El frío lo golpeó como un cuchillo cuando salió de la tienda. Se arrebujó en la capa llena de barro y caminó entre hoguerillas apagadas, restos de ropa, piezas rotas de armadura, soldados acurrucados junto a platos vacíos y hoyos en el lodo.

    Lo encontró sentado junto a la corriente. Trenzaba el cuero de la empuñadura de su espada con parsimonia, disfrutando del proceso, quizá atormentado. Faramir se sentó junto a su hermano y permaneció en silencio.

    He tenido un sueño.

    Boromir dejó la espada en el suelo, junto a los pies. Con el tiempo que había tardado en rematar su tarea, pensó el menor, habría trenzado todas las empuñaduras de la guarnición. Pero en vez de divertirlo, el pensamiento lo alarmó.


    He tenido un sueño... – repitió Boromir, moviéndose para encarar a su hermano. Le tomó las manos con sus palmas grandes. Faramir sintió los callos de la espada de su hermano frotar sus propias durezas con angustia. Le apretó los dedos al mayor.

    Cuéntame, hermano.

    Soñé que estaba solo – comenzó, tomando aliento, Boromir –. Soñé que caminaba a oscuras, escuchando el sonido de mis pasos. Soñé que era una sombra la que me rodeaba, una sombra ominosa que venía del este. Soñé que quería despertar. Pero una fuerza irresistible me impelía a seguir caminando.

    Faramir escuchó con el corazón sobrecogido. Aquello que su hermano le relataba le ponía el vello de punta, pues le resultaba aterradoramente familiar.


    Y entonces resonó un eco, y me sentí forzado a detenerme. Aunque todo estaba en silencio, yo presentía una voz. Presentía – Boromir se pasó la lengua por los labios, ansioso –... presentía un mensaje. Una luz nació al oeste, una luz cálida y brillante. Y las palabras en la luz vinieron fuertes y rotundas, y se me clavaron de tal modo que no he podido olvidarlas...

    Busca la espada quebrada, que está en Imladris;
    Habrá concilios más fuertes que los hechizos de Morgul.
    Mostrarán una señal de que el Destino está cerca:
    El Daño de Isildur despertará, y se presentará el Mediano
    ...

    Faramir guardó silencio. Su hermano lo miraba con ansia, con hambre. Pero no supo qué contestarle.

    Él mismo había tenido ese sueño en el pasado. Los sueños de Faramir eran un mundo en sí mismos. Le hablaban, le susurraban, le sobrecogían, le aterraban. A veces le querían engullir, como la gran ola que lo amenazaba en los sueños inquietos, ante la cual sólo podía gritar, clavado en el suelo. Otras veces trataban de transmitirle mensajes, mensajes que no comprendía o que lo dejaban tan paralizado que le costaba despertar.

    Su hermano, menos acostumbrado a estos sueños portentosos, estaba tan pálido como la cera. Faramir apretó los labios e hizo lo que creyó mejor.


    Olvídalo, hermano.

    Boromir torció el gesto, aún demudado por la angustia,


    ¿Cómo?

    Que lo olvides. Seguramente el cansancio te ha traído pesadillas. Lo mejor es que vuelvas conmigo a la tienda y no hablemos más de estas tonterías.

    El menor se puso en pie y comenzó a caminar de vuelta a la tienda. Esperaba que Boromir lo siguiera, pero no fue así. El mayor se quedó sentado en la orilla, confuso y agitado.


    Faramir…

    Vamos, hermano. Hay braseros bajo las lonas, y cerveza en abundancia. Mañana llegarán los caballos de reemplazo de Gondor, y entraremos en la ciudad con el sonido de las trompetas de plata, que celebrarán nuestra victoria.

    Pero, hermano…

    Las mujeres saludarán desde los balcones y nos arrojarán flores. Habrá gritos de ánimo y olor a pan caliente, nos pondrán a sus hijos en las manos y sus trenzas en las monturas. Subiremos los círculos de piedra mientras los soldados se reúnen con sus familias.

    Escúchame…

    Y en lo más alto estará padre – sonrió el menor, caminando de vuelta y tendiéndole la mano a Boromir –. Llevará consigo el bastón de mando, blanco y dorado, y el sello de Arandur al cuello. Los guardias del árbol se cuadrarán a nuestro paso, y padre nos recibirá con los brazos abiertos. Te dirá que eres un digno portador de tu nombre, pues como el primer Boromir has retomado Osgiliath de las manos del mal. Y volverá a sonreír…

    Boromir recogió la espada y aceptó la mano que lo ayudó a ponerse en pie. Se dejó llevar, aún consumido por la duda. Su hermano menor le asió por los hombros con un brazo, y juntos hicieron el camino de vuelta hacia el campamento.


    ---------------------


    El Daño de Isildur… y ambos lo habían visto… no cabía ninguna duda ya. Su hijo menor tuvo aquel sueño un tiempo atrás, pero que se repitiera ya era una seña inequívoca.


    Faramir parecía pensativo, sentado frente a él al otro lado de la mesa.


    ¿Qué le dijiste, Faramir?

    Que lo olvidara. Que no era nada. Que volviéramos a la tienda y no pensara en ello, le hablé de nuestro regreso y de la victoria – se revolvió en la silla, irguiendo un tanto la postura –. Pero ya sabéis, padre, cómo es Boromir.

    Nunca da una presa por perdida ni una idea por banal – respondió el Senescal, refunfuñando –. Nació con la cabeza dura y el corazón osado, y temo que ello será su perdición en estos tiempos oscuros, si no conseguimos detenerlo.

    Y vos, ¿qué le dijísteis, padre?

    Denethor alcanzó la copa con una mano enjoyada. Sorbió el vino con inquietud.


    Vino a mí de inmediato – susurró, con un golpe del plateado vaso en la mesa –, con preguntas, preguntas, preguntas… Estaba como loco.

    Se mesó las manos, retorciendo los anillos.


    Sólo le dije que Imladris es el nombre del Último Hogar de los elfos, aquel que nosotros llamamos Rivendel. Arduo y desconocido es el camino en esta era, prácticamente imposible de rastrear. No permitiré que mi primogénito arriesgue la vida yendo tras un sueño.

    Yo tampoco – respondió Faramir.

    Ambos se quedaron callados. El susurro del reloj de arena pareció llenar la estancia pétrea. Los ojos de las estatuas los contemplaban, impasibles. Faramir sintió miedo.


    Padre, el corazón de mi hermano arde en fuego – se lamentó –. No puede dormir, no prueba bocado, ya no se lo ve en los salones o en los establos. No hace más que preguntar y elucubrar en voz alta, mientras alivia sus pesares en el entrenamiento de la espada.

    Lo sé, no me atormentes con ello – gruñó el Senescal –. Ahora mismo está en la sala de al lado, esperando que lo recibamos. Yo he intentado evadirme, mostrarme siempre ocupado o evitar estar en su presencia. Hace dos días que almuerzo en mis estancias. Y no sé cuál va a ser su reacción cuando sepa que…

    El reloj de arena agotó su carga con un siseo contundente. A Faramir siempre le había molestado que su padre mandase al secretario voltear el reloj cuando lo recibía, para medir el tiempo, como si se tratase de cualquier ciudadano pidiendo audiencia. Pero en aquel día ni siquiera eso le importaba.


    Es la hora – susurró uno de los ancianos que abarrotaban la mesa del fondo –. Hemos de anunciar la entrada.

    El ujier que estaba más cerca de la puerta abrió las pesadas hojas, y Boromir entró en la sala. Su porte regio no se veía empañado por su nerviosismo. Se inclinó ante la mesa de sabios, que revolotearon en cojeras y muselinas hasta sus escaños de los laterales, y también rindió pleitesía a su padre, que se aposentaba en la silla junto al trono.


    Cuando tomó asiento junto a su hermano, en la mesa lateral, Faramir le apretó la mano fugazmente. Le temblaba.


    ----------------------


    Faramir se sentó frente a la mesa en los archivos, abrumado. Le dolía la cabeza. Puso los codos en el tablero, con un crujido de los papeles que lo llenaban, y se apretó las sienes con los dedos. Cerró los ojos.


    Terrible, esa era la palabra, terrible. No se lo perdonaría nunca, jamás. Recordó entre punzadas el horrorizado rostro de su hermano mayor al escuchar las palabras de los ancianos, su mueca de desagrado, sus puños de ira. Aún le resonaban en los oídos los bramidos de su padre, las roncas protestas de Boromir, las agudas voces del consejo de sabios hablando todos a la vez… y cómo se habían gritado, cómo se habían empujado por los pasillos a voces, ante la aterrada presencia de los asistentes de palacio.


    Y así lo encontró su hermano, enterrado en los papeles y en sus manos, con la tormenta de sus sentimientos escampando. Puso de golpe los puños en la mesa.


    Me voy, Faramir ¿Tienes algo que decirme antes de que emprenda camino?

    El menor alzó la vista, aún nublada, de sus palmas. Boromir parecía preparado en verdad para un viaje largo. Llevaba su larga saya carmesí, los pantalones de montar, las botas recién enceradas, la sobrevesta de cuero, los guantes de piel de ciervo, la pesada capa ribeteada. La espada al costado, el escudo a la espalda. Y el cuerno en su tahalí, presto y limpio, con su tamaño descomunal y su blancura destellante.


    Se le vino el mundo encima.


    Boromir...

    Ahorra aliento, hermano. Te va a hacer falta para reconfortar a padre. Y yo no voy a cambiar de opinión.

    ¿Es que no te importa lo que opine el consejo? ¿Es que no respetas la decisión de padre?

    Faramir, esto ya...

    No, ahora vas a escucharme tú.

    Faramir se levantó de su asiento, empuñando un pequeño fardo de pergaminos.

    Llevo esperando este viaje más tiempo que tú – susurró el menor, mostrándole los mapas, los diagramas, las rutas trazadas en el papel –. Soñé hace tanto con aquella profecía... Padre me dijo que era empresa mía, que yo debía llevar a término este viaje, y los sabios lo ratificaron. Creo saber llegar a Imladris casi con los ojos cerrados, he consultado cada papel y cada plano de los archivos, e incluso los trazos que he podido arrancarle a la antigua y huraña memoria de Mithrandir. Y por fin ha llegado la llamada al Concilio, aquel que será más poderoso que la sombra. Estoy preparado. Y tú debes quedarte aquí, eres... el heredero, eres el alma de padre, sus ojos, sus brazos... la ciudad te necesita.


    Ilustración original de Miguel Ozonas, para la edición de este relato en formato impreso.

    Pero contemplando el rostro de Boromir lo comprendió.


    Impotente, le puso los papeles a su hermano en las manos mientras se le escapaban los sollozos. El alto techo del ala este de los archivos repitió en eco su lamento, mientras maldecía a Boromir, a Denethor, a Gondor, se maldecía a sí mismo...


    Y Boromir callaba, miraba a su hermano y no decía nada. Su resolución era más fuerte que cualquier otro sentimiento que hubiera tenido en el pasado. Sabía que debía ir, tenía la firme obligación de acudir a aquel concilio, ahora que el Daño de Isildur iba a despertar. Y, como Isildur encarnado, aquella señal que se profetizaba les libraría de la sombra que los humillaba y diezmaba. Ya era hora de que Gondor dejase de sufrir, ya era tiempo de que aquel muro de hombres valerosos dejase de soportar en sus carnes el venablo del mal para proteger al resto del mundo. Los hijos de Gondor merecían reconocimiento y ayuda.


    Tomó a su hermano de los hombros, dejando caer los mapas al suelo, y Faramir lo miró de frente con los ojos inundados.

    El tiempo se detuvo en aquel instante, congelado en los ojos de los hermanos que se encontraban, frente a frente, como las aguas turbulentas del Anduin chocando contra las laderas del Tol Brandir.

    ---------------------


    Boromir aspiró fuerte el aire cargado de frío.

    Búscame, hermano.

    Miró hacia el bocado de su montura, donde Faramir ajustaba los arreos.


    Búscame cuando vuelvas. No sé dónde estaré, padre habla de mandarme a Ithilien. Llegan rumores de ejércitos que vienen del sur. Búscame.

    Descuida, hermano menor – sonrió Boromir –. Ten por seguro que te buscaré. El corazón me dice que nos volveremos a ver.

    Tu corazón es esquivo – respondió Faramir, mirándolo de soslayo. Ambos alzaron la vista hacia la Ciudadela, pero no vieron a nadie asomado en el espolón –. ¿Sabes que padre me culpa de tu marcha?

    Contra eso nada puedo hacer, y lo he intentado todo. Hace tiempo que el señor Senescal construyó un muro en torno a sí y no deja penetrar a nadie – los dos miraron a la vez aquellos ventanucos, en el rincón de la torre, donde su padre solía encerrarse, para salir después más demudado si cabía, o con una expresión de júbilo que rallaba la demencia. Destellos de luz se entreveían en sus clausuras, de luz sucia, de luz extraña, cuando el Senescal de la ciudadela corría los cerrojos. Los dos hermanos se miraron largamente, como si se vieran por vez primera –. Es ahora tu misión evitar que padre pierda la poca esperanza que aún le resta.

    No – sonrió Faramir –. Esa es tu misión.

    No hizo falta más. Boromir puso su montura al paso por el Rath Celerdain y encaró la Gran Puerta. Uno de los guardias corrió los cerrojos y la guarnición de custodios empujó una de las hojas.

    ¡Salve Boromir, Hijo de Denethor, heredero de la senescalía regente, portador del cuerno de Vorondil, Capitán General de la Torre Blanca, Alto Guardián de la Ciudadela! – cuando el guardián de las puertas paró la retahíla para tomar aire, Boromir se volvió en la silla y le hizo una disimulada seña de burla a su hermano –. Hoy abandonas la Ciudad Blanca, y quedamos en ausencia de tu señorío ¡Que las empresas que hoy te alejan de tu pueblo se resuelvan con ventura! Vigilaremos tu vuelta desde la Torre Blanca.

    Invocados por esta proclama, tres guardias con armadura de gala se asomaron al adarve. El acero de sus corazas y cascos centelleó a la luz del sol, y sus capas blancas restallaron contra la fría brisa del este. Los tres desenvainaron sus espadas a la vez, colocándoselas ante el rostro en señal de vasallaje, y el claro sonido de una trompeta rasgó el aire.


    ¡Salve, Boromir!

    El clamor le erizó el vello. Inspiró con fuerza, con gallardía, aunque la emoción le arrebatara el aliento. Saludó con una mano mientras las hojas se cerraban, y lo último que vio en el resquicio fue a su hermano, con la espada desenvainada y firme ante el rostro. Y así como el Anduin erosiona los flancos del Tol Brandir contra los que un instante antes rompía, los caminos de ambos hermanos se partieron en dos, apresurándose en su carrera hacia los saltos del Rauros.


    Se sentó firme en la silla y puso al trote a su montura, rumbo al oeste. No volvió la vista atrás.

    ---------------------

    ¿Dónde está mi hijo?

    El lamento del señor de la ciudad se alzó hacia los techos de piedra, pero no obtuvo respuesta. Las estatuas de los grandes señores lo miraban impasibles, con los marmóreos labios detenidos. Denethor vagó entre los pedestales, balanceando la cabeza de lado a lado, en el paroxismo del dolor.

    Mi hijo... Hijo mío...

    Arrastraba penosamente los pies, mientras con las manos como garras asía contra el pecho el cuerno partido, que tintineaba en contacto con la armadura. Hacía ya tiempo que Denethor, hijo de Ecthelion, dormía con la cota de mallas puesta y la espada al costado. Los guardias de la puerta contemplaban la escena conmovidos y aterrados a partes iguales. Los gemidos del Senescal se oían por toda la Ciudadela, pues el palacio estaba sumido en un doloroso silencio y los ecos del salón retumbaban contra las altas paredes.


    Mi hijo... ¿dónde está mi hijo? Oímos su altivo cuerno hace cinco jornadas, llamando desde la lejanía. Mi hijo llamaba a sus hombres de armas, a todo el que aún alberga algo de coraje en sus entrañas. Mi hijo...

    Se desplomó sobre el sitial de piedra, sollozando.


    Faramir y yo nos miramos, pues nadie más parecía haber oído su llamada... el cuerno de Vorondil sonaba alto y fuerte en nuestros corazones. Dijo estar inquieto, mi hijo segundo, pero yo no le hice caso...

    Denethor tomó las dos mitades en las manos y las encajó, sin dejar de lamentarse.


    Y un cuerno... un cuerno partido en dos ya no sirve para nada. No hay hombre que acuda a la llamada, ni bestia que huya de espanto ante la voz de su sonido. Qué será de mi hijo sin su altivo clamor...

    Volvió a separar las mitades, las besó, las humedeció en sus lágrimas, las calentó en el aliento de sus lamentos, las apretó de nuevo contra su pecho, susurró palabras inconexas. Y después se quedo quieto, en silencio, con la cabeza enterrada en el pecho, y el cabello desgreñado ocultándole el rostro.

    El secretario del consejo de sabios entró apresuradamente en la estancia, retorciéndose las manos. Recorrió el salón renqueando, hasta encontrarse frente al doblegado Senescal.

    Mi señor – susurró quedamente, como quien habla a un enfermo –, precisamos de su ayuda. Hay que proteger la ciudad y necesitamos discutir las...

    ¿Dónde está mi hijo? – susurró Denethor, alzando sus ojos arrasados hacia el rostro arrugado del secretario. El anciano se puso a temblar.

    Vuestro hijo parte a Ithilien – balbuceó, hecho un manojo de nervios –. Vos mismo le dísteis permiso para marchar con sus hombres hacia el sur, para proteger los caminos de la llegada de los sureños. Pero si queréis que lo mandemos...

    No entendéis nada – susurró iracundo el Senescal, asiendo con una mano el cuello del manto del anciano – ¡nada! Sólo sabéis cloquear como las gallinas y esconder la cabeza como las tortugas – se puso en pie, aún asiendo el cuello del consejero, que temblaba de pies a cabeza, y los pedazos del cuerno cayeron al suelo, con un sonido hueco –. Pronto llegará el día en que ni siquiera en vuestros agujeros de rata estaréis a salvo...

    Denethor empujó al anciano, que cayó hacia atrás en el piso de mármol. Y con la misma ira con la que había hablado, salió a zancadas hacia las escaleras de la torre. Oyeron cerrarse la puerta de la habitación que no se debe abrir, y después reinó el silencio.

    Uno de los guardias ayudó al secretario a levantarse y salir del salón. El otro apoyó la lanza en la pared, se sacó el yelmo y, henchido de respeto, recogió el cuerno quebrado y lo depositó en el sitial.

    La guarnición de plata relumbró bajo la suave luz de la ciudad blanca. El soldado se arrodilló y agachó la cabeza. Un rayo de luz incidió en el borde labrado de runas, proyectando maravillosos arabescos en las paredes.


    Pero las nubes taparon el sol, y todo se sumió de nuevo en la penumbra.


    -----------------------

    Mi señor… mi señor Faramir…

    El maestro de armas se secaba las lágrimas con un pañuelo mugriento. Faramir le puso una mano reconfortante en el hombro.


    En la casa de la guardia, los hombres de su guarnición personal afilaban sus espadas en silencio, preparándose para la marcha. Cuando Faramir entró en la estancia, bajaron la mirada con gesto melancólico. Él revisó su número de un vistazo, y apretó los labios.


    Anárion.

    Uno de sus soldados de más confianza se puso en pie, envainando la espada y llevándose el puño derecho al pecho del justillo.


    ¿Sí, mi capitán?

    Cuenta los efectivos y ordénalos formar cuando se den los toques de salida. Refresca los caballos de los mensajeros. Y haz salir a la escuadra de exploradores hacia el llano. Había huellas recientes esta mañana. Quedas al mando en las maniobras hasta mi regreso.

    Sí, mi capitán.

    Lo que resta del día estaré en la Ciudadela, partiremos al anochecer. Que nadie me moleste.

    Por supuesto, mi capitán.

    Faramir salió de la sala con largas y lentas zancadas. Sus soldados no dijeron nada. Algunos también se llevaron los puños al pecho, en señal de despedida. Faramir mantuvo el rostro pétreo ante sus hombres.


    Sorteó cajas de víveres, cuerdas desatadas, hombres que almorzaban o que se ajustaban las vestimentas en el penúltimo círculo. Nadie dijo una palabra, todos agachaban la cabeza, como para no mirar a los ojos a Faramir. Caminó por pasillos, flanqueó puertas, y el eco de sus pisadas retumbó por las salas en silencio.


    La sala de custodia estaba vacía.

    Faramir encendió la vela con paciencia, utilizando yesca y pedernal. Había un farol de aceite en la pared, pero le pareció más noble usar sus manos. La llama titiló en su candelero de bronce, junto al atril. Con toda la ceremonia posible de la que eran capaces sus manos temblorosas, estiró con mimo las esquinas del paño de lino donde reposaba la reliquia. Desenvainó la espada, se acercó solemnemente la cruz a la frente, hincó su filo en el suelo y se arrodilló, manteniendo las manos en los gavilanes. Al cabo de un rato, se echó la capucha sobre los ojos para ocultar en sombra sus lágrimas.

    El primero de su nombre había sido también hermano pequeño, hijo de rey. Ondoher tuvo tres hijos para su linaje, dos varones y una mujer, Fíriel.


    Ondoher nunca deseó que su hijo menor fuera a la batalla, por eso sólo llevó a Artamir consigo. Pero Faramir desobedeció, disfrazándose de soldado raso. Una noche especialmente cruenta en los anales, Ondoher y su hijo primogénito Artamir perecieron en batalla, ante los ojos impotentes del menor, masacrado más tarde por el ejército de Aurigas, Variags y Haradrim que atacaban Gondor. Con él, terminaría el reinado de su línea, ya que no permitieron reinar a su hermana.


    Faramir, hijo de Ondoher, y Faramir, hijo de Denethor, compartían un mismo deseo y un mismo clima de guerra. Y el hijo de Denethor temía que también compartirían destino, pues veía repetirse la historia ante sus ojos y a través de sus visiones. Cada vez que hablaba con su padre era más patente su decadencia, su desesperación. Y su hermano… apoyó la frente en la guarda de su espada y se dejó llevar por la melancolía.

    Así fue velado hasta el anochecer el cuerno de Vorondil cuando retornó a la Ciudadela de Minas Tirith. Los soldados de Osgiliath lo habían encontrado con la aurora de la mañana. Estaba quebrado, y hallaron una mitad en cada orilla del Anduin, atascadas en el lodo y las algas. Guardada pues fue su vigilia junto a una vela, reposando en lino, y ante la amarga mirada de un hermano aturdido, desgarrado e iracundo por sus propios sueños, sus propias visiones. Por haber presenciado el paso del espectro de su ser más querido, en el mismo lugar donde Boromir le había contado su sueño.

    Y la desesperanza lo invadió por completo.

    0 0

    He encontrado este divertidísimo texto en Facebook, en el perfil de Diana Christova, por mediación de mi hermano Jesús. Me río las tripas con él, es una broma acertadísima xD

    To the citizens of the United States of America from Her Sovereign Majesty Queen Elizabeth II:

    In light of your immediate failure to financially manage yourselves and also in recent years your tendency to elect incompetent Presidents of the USA and therefore not able to govern yourselves, we hereby give notice of the revocation of your independence, effective immediately. (You should look up 'revocation' in the Oxford English Dictionary.)

    Her Sovereign Majesty Queen Elizabeth II will resume monarchical duties over all states, commonwealths, and territories (except Kansas , which she does not fancy).

    Your new Prime Minister, David Cameron, will appoint a Governor for America without the need for further elections.

    Congress and the Senate will be disbanded. A questionnaire may be circulated sometime next year to determine whether any of you noticed.

    To aid in the transition to a British Crown dependency, the following rules are introduced with immediate effect:

    1. The letter 'U' will be reinstated in words such as 'colour,' 'favour,' 'labour' and 'neighbour.' Likewise, you will learn to spell 'doughnut' without skipping half the letters, and the suffix '-ize' will be replaced by the suffix '-ise.'Generally, you will be expected to raise your vocabulary to acceptable levels. (look up 'vocabulary'). (I love that one)


    Using the same twenty-seven words interspersed with filler noises such as ''like' and 'you know' is an unacceptable and inefficient form of communication. There is no such thing as U.S. English. We will let Microsoft know on your behalf. The Microsoft spell-checker will be adjusted to take into account the reinstated letter 'u'' and the elimination of '-ize.' ' (I love that one too)

    3. July 4th will no longer be celebrated as a holiday.

    4. You will learn to resolve personal issues without using guns, lawyers, or therapists. The fact that you need so many lawyers and therapists shows that you're not quite ready to be independent. Guns should only be used for shooting grouse. If you can't sort things out without suing someone or speaking to a therapist, then you're not ready to shoot grouse.

    5. Therefore, you will no longer be allowed to own or carry anything more dangerous than a vegetable peeler. Although a permit will be required if you wish to carry a vegetable peeler in public.

    6. All intersections will be replaced with roundabouts, and you will start driving on the left side with immediate effect. At the same time, you will go metric with immediate effect and without the benefit of conversion tables. Both roundabouts and metrication will help you understand the British sense of humour.

    7. The former USA will adopt UK prices on petrol (which you have been calling gasoline) of roughly $10/US gallon. Get used to it.)

    8.You will learn to make real chips. Those things you call French fries are not real chips, and those things you insist on calling potato chips are properly called crisps. Real chips are thick cut, fried in animal fat, and dressed not with catsup but with vinegar.

    9. The cold, tasteless stuff you insist on calling beer is not actually beer at all. Henceforth, only proper British Bitter will be referred to as beer, and European brews of known and accepted provenance will be referred to as Lager. New Zealand beer is also acceptable, as New Zealand is pound for pound the greatest sporting nation on earth and it can only be due to the beer. They are also part of the British Commonwealth - see what it did for them. American brands will be referred to as Near-Frozen Gnat's Urine, so that all can be sold without risk of further confusion.

    10. Hollywood will be required occasionally to cast English actors as good guys. Hollywood will also be required to cast English actors to play English characters. Watching Andie Macdowell attempt English dialogue in Four Weddings and a Funeral was an experience akin to having one's ears removed with a cheese grater.

    11. You will cease playing American football. There are only two kinds of proper football; one you call soccer, and rugby (dominated by the New Zealanders). Those of you brave enough will, in time, be allowed to play rugby (which has some similarities to American football, but does not involve stopping for a rest every twenty seconds or wearing full kevlar body armour like a bunch of nancies).

    12. Further, you will stop playing baseball. It is not reasonable to host an event called the World Series for a game which is not played outside of America . Since only 2.1% of you are aware there is a world beyond your borders, your error is understandable. You will learn cricket, and we will let you face the Australians (World dominators) first to take the sting out of their deliveries.

    13. You must tell us who killed JFK. It's been driving us mad.

    14. An internal revenue agent (i.e. tax collector) from Her Majesty's Government will be with you shortly to ensure the acquisition of all monies due (backdated to 1776).

    15. Daily Tea Time begins promptly at 4 p.m. with proper cups, with saucers, and never mugs, with high quality biscuits (cookies) and cakes; plus strawberries (with cream) when in season.

    God Save the Queen!

    0 0
  • 10/26/11--15:06: Blog 'spinoff'
  • Sé que tengo bastante abandonado este blog, pero las circunstancias personales presentes hacen que no tenga demasiado tiempo para dedicarle. Por fortuna para él (y para mí, todo hay que decirlo) Noviembre será mi mes de vacaciones, todo enterito, para descansar y disfrutar... así que seguramente le pegue algún que otro empujón.

    Mientras, os comento que hace un tiempo he abierto otro blog, dedicado exclusivamente al hobby de las ABJD. A quien le pille de nuevas, o a quien quiera refrescar conceptos, le recuerdo que hay una somera explicación en este artículo de este mismo blog.

    El blog lleva el nombre de 'Resin on my Heart Strings' debido a que muchas ABJD están hechas en resina de poliuretano (muchas veces nos referimos en el hobby a las muñecas como 'resinas'), y como homenaje a una canción que me encanta del gran músico Newton Faulkner.


    Si queréis visitarlo, la dirección es:

    http://resinheart.blogspot.com

    Espero que os guste, os interese... y os anime a hacer algún que otro comentario.

    Findûriel

    0 0
  • 10/28/11--09:26: En serio, en serie
  • Ayer, mientras veía otro piloto de una serie nueva que tiene muy buena pinta, me di cuenta de que, de repente, resulta que estoy siguiendo un montón de series. No he sido nunca de ver series, ni siquiera cuando contaba menos años, pero últimamente parece que la variedad de estilos y cadenas está ofreciendo en serio alternativas y variantes que me enganchan.

    Acostumbrada a que casi la totalidad de las series sean de misterio - policiacas - ciencia ficción - romance insulso, hacía tiempo que había dado por perdido el mundo de las pequeñas ficciones televisivas en lo que a platos del menú de entretenimiento se refiere. Esas no me gustan. Nunca he visto CSI, ni Abogada soltera... digo, Ally McBeal, Sexo en NY me parece una mamarrachada de tomo y lomo... y no hablemos de las series españolas, que esas son, por regla general, para encerrarlas y echarles de comer aparte.Como mucho, capis de Friends, que siempre me hizo gracia, y la notable Urgencias. Poco más.

    Pero ahora mismo mi menú se compone de aperitivos, entremeses, primeros platos, segundos platos, postre, café, puro y hasta chupito. Algunas elecciones pueden parecer extrañas o absurdas, pero como el ser humano no es plano sino poliédrico, hay que dar el gusto a todas las neuronas, hormonas y duendecillos que haya por tu organismo.

    No sé por dónde empezar, así que lo haré por orden alfabético. En verde, las series en curso. Enrojo, las que continuarán...

    American Horror Story- en curso
    Serie curiosa donde las haya, de las que dan un hambre atroz de lo más profundo de los EEUU. Serie de misterio y terror, que no escatima en detalles (eso es de agradecer), todo con un gusto kitsch, esperpéntico, iconoclasta, bizarre. Lo mejor, Jessica Lange, y que cada capítulo haya historias nuevas con el hilo conductor del escenario: la casa. Lo peor... por el momento, los dos actores que hacen de 'protagonistas' (el matrimonio), que no me terminan de convencer.

    Awkward- esperando la segunda temporada
    Serie de la MTV, como The Hard Times of R.J. Berger. Esta no la he puesto porque creo que con el final de la primera temprada se perdió la gracia, la segunda temporada es una patraña. Awkward sigue la premisa de "dropout del instituto que habla en primera persona con el espectador, y con quien el espectador medio - no popular puede identificarse y pensar que hay salvación y esperanza para las personas del montón", pero algunas veces ha llegado a rozar la genialidad de aquella magnífica serie que fue My so called life ('Es mi vida', en España)

    Being Human (UK) - ¿habrá siguiente temporada?
    Una serie recomendada por dos buenos amigos, que me sorprendió muy gratamente más allá de cualquier sinopsis que se pueda leer. No leáis la sinopsis, no le hace justicia. Es una serie sencilla pero no simple, que no delega su valor en los efectos especiales, sino en el excelente trabajo de sus actores y en el tratamiento espacial de sus imágenes. Un guión brillante e interpretaciones atípicas por doquier.





    Downton Abbey - en curso
    Ejercicio televisivo magistral, una prodigiosa serie como hace tiempo no había visto. Todo en ella está cuidadísimo, y la ambientación es sublime, combinada con líneas argumentales que pasan de lo más cotidiano a lo más visceral, pero siempre sin perder ese scent, ese espíritu de principios del siglo XX en la Inglaterra más noble y georgiana. Excelente elección para ver literatura.



    Game of Thrones- esperando la segunda temporada
    Pesa mucho en esta elección que sea seguidora hace años de la saga de novelas... pero hay que reconocer que, pese a las concesiones baratas que hace de vez en cuando, es una gran adaptación. Capítulos largos, casi películas, con una imagen impecable, una soberbia ambientación, y una habilidad tal que los no lectores de las novelas pueden seguir la trama sin perderse... e incluso muchos se han lanzado a leer los libros. Épica para todos, la cena está servida.

    Glee- en curso
    Con esta serie me pasa como con algunas sagas, novelas o cómics: la sigo ya por inercia. Ya no tiene gracia, ni chispa, ni interés, pero soy una maldita completista. Del humor absurdo de la primera temporada y del esperpento de los primeros capítulos ya no queda nada, ahora todos son guays y a la peña le molan, tanto, que resultan del todo absurdos los intentos por parte de los guionistas de volver a colocarlos a la cola de la popularidad en el ambiente del instituto. Las versiones son cada vez peores, y los capítulos cada vez más aburridos.

    Grimm - piloto recién estrenado
    La serie tiene buena pinta, aunque el tráiler me ilusionó más de lo que luego me ha ilusionado el primer capi. La premisa es, en cierto modo, novedosa... pero no se aleja demasiado de otras series tipo 'persona con un don que debe luchar contra el más allá/el inframundo/otros mundos'. Veremos qué tal sigue...

    Merlin - en curso
    Esta serie me la recomendó un amigo, y es puro, simple, llano y sano entretenimiento. Pura fantasía. Es una serie modesta, sin muchas pretensiones (ni presupuesto, creo yo) pero entretenida. Yo aún estoy por la primera temporada, porque es la serie ideal para ver cuando no estás muy ocupado, mientras comes pipas y a lo mejor tienes un poco de fiebre... necesito vacaciones para verla con un té calentito y repantingada en el sofá. Ah, me han recomendado también Camelot, pero esa irá después... y parece que viene con más ínfulas que la humilde Merlin. Van, creo, por la cuarta temporada.

    Mike and Molly - en curso
    Una sobremesa o cena entrenenida. Los diálogos me parecen chispeantes, y los personajes no llegan a ser estrambóticos, pero son lo bastante peculiares como para partirte de risa. Mención especial merece la familia de Molly. Capítulos cortos, sin complejos y sin pretensiones.

    Modern Family- en curso
    Una comedia desternillante. Los personajes van del histrionismo a la sutileza, es graciosísima sin dejar de ser interesante. El formato mockumentary es un gran acierto en este caso, y todos los premios que le lluevan (arrasó en los Emmy este año) son pocos. Phil Dunphy's fan in here, and also Cam-addict.
     
    Once Upon a Time - piloto recién emitidoTambién recién estrenada, y con una premisa parecida a Grimm. Pero tengo la impresión de que esta me va a gustar más que Grimm, por varios motivos. Para empezar, en el primer capítulo te presentan el argumento, pero no te enseñan las herramientas para su desarrollo. La narrativa en dos líneas paralelas es muy hábil. Y, quizá lo que más me ha gustado, la variedad de 'cuentos' que usan en su argumento, no sólo los clásicos, sino que incluso hay Alicia, y Lewis, y Ende... 





    Sherlock - esperando la segunda temporada
    Una serie sobresaliente, en toda la extensión del término. Tres capítulos notabilísimos, con un manejo de la imagen, la música y el guión digno de elogio. Los aficionados a las novelas de Doyle se han regocijado gratamente al ver esta traslación a pleno siglo XXI de los personajes, ya que se trata de un brillante ejercicio de ingenio.



    Switched at Birth- esperando la segunda temporada
    Una concesión, como el caso de Awkward, a la serie ligera. Siempre he sentido una cierta fascinación hacia el mundo de las personas sordas, hacia la clasificación conceptual de su realidad sensorial, su lenguaje, su filosofía de vida, su manera de expresarse. Quizá por ello me fascinara esta serie.






    The Big Bang Theory - en curso
    Me encanta el humor de esta serie. Aunque, si bien fluctúa entre temporadas y capítulos, siempre suele hacerme sonreír un buen puñado de veces en cada episodio. Mentes despiertas y ágiles, dispuestas a reírse de sí mismos, porque no sólo para los geeks/freaks hay candela...






    The Vampire Diaries - en curso
    También una concesión, más que nada motivada por el contraste con True Blood. Es más simple, más maquillada, más artificial, pero no por ello deja de enganchar. Para ver, también, por puro entretenimiento.
    Por cierto, me revienta cómo un personaje con tinte carismático como es Damon haya terminado condenado al histrionismo porque, amigos, los gestos no son el personaje...





    The Walking Dead - en curso
    Mis hermanos opinan que el protagonista es un paquete, un perdedor. Como en toda buena serie de zombies, hay una ración obligatoria de vísceras y sangre, pero ascienden de la serie B a la A+ en tratamiento de imágenes, efectos especiales y guión. Los fans del cómic no están nada contentos con ella, parece que se salta a la torera el guión sin razón aparente. No he leído nunca el cómic, pero la serie sigue siendo entretenida... Acción, misterio y drama, pero con zombis.

    True Blood - esperando siguiente temporada
    Otra serie que sigo por inercia... una notable primera temporada, capaz de transportarnos hábilmente a los escenarios históricos y literarios del sur más sureño de EEUU con sus vudús, sus caimanes, su endogamia y su paletismo; dio paso a una regular segunda y a una chirriante tercera temporadas. Irregular, rebuscada, y últimamente aburrida y demasiado entregada al fanservice. Pero, como dije más arriba... la veré hasta el final. Soy una maldita completista.


    Mirando las series en verde me dan mareos... de hecho creo que me olvido alguna y todo.
    Nunca he visto tantas series. Parece que la crisis está empujando a los guionistas hacia la tele. Sí se nota que está empujando a los actores de cine hacia la pequeña pantalla, pero eso no es siempre síntoma de éxito. Del mismo modo en que chirría ver a un actor de doblaje interpretando en carne y hueso, normalmente a mí me chirría ver a actores de cine en series... a no ser que su tinte sea atípico (véase Jessica Lange más arriba) o la serie sea, talmente, un grupo de pequeñas películas (véase Game of Thrones).

    Y vosotros, ¿estáis muy enganchados a las series?

    Mónica

    0 0
  • 10/31/11--08:11: Como cada año...
  • ... y como todos los años, hoy estás presente. En este muro, en este espacio, en este pedazo de la realidad. Presente y latente, como cualquier emoción que conmueva un alma o congoja que la contraiga. Son ya dieciocho años, una mayoría de edad, que ha arrastrado sus días llevándote en la nuca. Si digo siempre, no miento. Creo que es patente.

    Así que dormiremos, crearemos, comeremos, follaremos, pariremos, lloraremos, reiremos y moriremos con una pieza menos del puzzle, como llevamos haciendo desde dieciocho. Con el dolor de no ver el dibujo de su superficie, y con la dolorosa incógnita de no saber cómo, con esa pieza, hubiera lucido el dibujo completo.

    Pero volverás, como cada año, en luz de neón y de tubo catódico, en led o plasma frío, a mostrar tu fotocopia. Y nosotros, dolentes, nos aferraremos a ella como un bebé se aferra a un trapo, pensando que así los cocos no vendrán a comernos los pies. Dulces mentiras, que hoy, se vuelven dulces puñales. Y duelen igual que el primer día.

    Duerme, niño, entre las flores. Los abetos sabrán cantarte una nana.




    0 0

    La delegación de la Sociedad Tolkien Española en Barcelona, el smial de Lórien, acaba de anunciarnos un encuentro (mereth) para abril de 2012. Ya hay ganas de volver a celebrar y disfrutar de una de estas pequeñas convenciones, en las que la creatividad, la cultura y, sobre todo, la obra de Tolkien son protagonistas.


    MERETH DE ANNATAR, SEÑOR DE LOS DONES

    ¿CUÁNDO? - del viernes 27 al 29 de Abril de 2012.

    ¿QUIÉN? - smial de Lórien (Barcelona)

    ¿DÓNDE? - Mas-Pó Canyadó, en la Serralada de Marines. Pertenece al municipio de San Fonts de Campsentelles, Barcelona.



    ¿CÓMO? - A nuestros 'buzones' ha llegado una carta, a modo de invitación, del mismísimo Annatar, señor de los Dones, con la siguiente leyenda:

    Mis queridos amigos

    Vivimos tiempos dichosos. Tras las calamidades acontecidas en la Primera Edad, la Tierra Media goza por fin de una paz verdadera. Gracias al conocimiento de los primeros nacidos, la destreza de los enanos, y la iniciativa de los hombres, somos testigos de una época refulgente. Grandes obras surgen por doquier y la maravillas se alzan tan rápido ante nuestros ojos que no podemos abarcarlas a simple vista. Somos quizá testigos de la verdadera voluntad de Eru Ilúvatar, su obra y su música por fin realizadas.

    Creo que no me había presentado, soy Annatar señor de los dones y hablo en nombre de los herreros de Ost-In-Edhil. Estarán al tanto de las obras que estamos concibiendo. Cada día realizamos nuevos descubrimientos a mayor gloria de los pueblos de la Tierra Media. Sin embargo creo que podríamos hacer mucho más. No dejo de torturarme pensando en cuántas maravillas pueden perderse en el tiempo si no se les presta atención suficiente. ¿Por qué sólo en Eregion hemos de tener la gloria de este momento? Por ese motivo, para asegurar la preservación de esos trabajos, mis colegas y yo hemos pensado en una novedosa iniciativa.

    Por la presente les invitamos a una fiesta de artesanos en mi residencia particular en Ost-In-Edhil. Será un breve encuentro en el cual charlar, intercambiar ideas, e iniciar proyectos nuevos. Confío en que la explosión de creatividad resultante de semejante encuentro desemboque en la creación de nuevas obras a mayor gloria de los hijos de Ilúvatar. Todos pueden participar, artesanos de todo tipo, desde bardos, a pintores. Cualquier idea o disciplina será bienvenida, pues todas contribuirán al éxito del proyecto.

    Espero ansioso sus respuestas;

    Anatar Señor de los Dones

    Desde las forjas de Ost-In-Edhil

    MÁS INFORMACIÓN
    Por el momento, el evento se ha anunciado en las listas de yahoo y en un evento de Facebook. En las listas nos comentan que habrá 44 plazas y que el precio aproximado será de 70 euros. Además de ser una mereth como las anteriores, la Mereth de Annatar estará diseñada como un lugar de encuentro para las diferentes comisiones de trabajo de la STE, proporcionando un ambiente ideal para el desarrollo artístico, literario, filosófico e investigador sobre la obra de Tolkien.

    Los plazos de inscripción se abrirán en breve, mantenéos atentos al evento de Facebook, las listas de Yahoo de la STE (soctolkien, STE_socios), y los perfiles en Facebook, Twitter y Tuenti de la Sociedad Tolkien Española.

    Para más info, la dirección de e-mail para los eventos del smial de Lórien es eventoslorien@gmail.com

    ¿SABÍAS QUE...?


    Annatar fue conocido como 'El señor de los dones' sobre todo en Eregion, pues enseñó muchos y muy preciados conocimientos, convirtiéndose en un consejero apreciado. Ost-In-Edhil fue la ciudad en la que se forjaron los anillos de poder, pues Annatar era un maïa bajo el mando de Aulë y era muy habilidoso en objetos de poder.
    Pero reservó la forja del más grande de dichos anillos para él solo, creado a fuego y metal en el Orodruin... creo que todos conocemos ya de quién era sobrenombre Annatar: Sauron, el aborrecido.

    0 0
  • 12/06/11--14:06: 30 días, 31 fotos
  • Del mismo modo que hice un proyecto de '15 días, 15 fotos' en mis vacaciones de verano (con la versión paralela '15 días, 15 superhéroes'), estas vacaciones de invierno también me propuse hacer una foto significativa por día. Allá van y espero que os gusten.

    Las tenéis todas en mi Flickr, por si las queréis ver en grande.

    Nubes desde el avión - Clouds from the plane
    Día cero - nubes desde el avión.

    Menús del Gino's - Gino's menu
    Día 1 - Menú del Gino's. Nos hizo gracia que, desde el principio, a Guillem le dieran la carta en catalán y a mí en castellano. Seguramente fuera porque me pasé la cena preguntándole orígenes y etimologías de palabras del menú en catalán.

    Dos - Two
    Día 2 - Tarde de juegos de mesa en el Casal de Palma. Me da mucha rabia no acordarme del nombre, pero es básicamente un juego de gestión de recursos con rondas autoconclusivas. Muy divertido, y repetimos otros días.

    Tres - Three
    Día 3 - yemas edulcoradas y chocolate derretido, a la espera de las claras. Tarde de mousse.

    Cuatro - Four
    Día 4 - El día de la empanadilla. Descubrí que las empanadillas se pueden hacer en el horno, de un modo muy sencillo y que aguantan más días que las fritas, además de tener menos grasa. Estas son de carne picada, cebolla, vino blanco, perrins y un poco de queso. Con el sello de aprobación de Obelix :D

    Cinco - Five
    Día 5 - En el taller de Silver Berry, donde pude admirar sus últimas creaciones. La artesana me prohibió publicar adelantos... pero me permitió publicar este pequeño spoiler de su nueva obra.

    Seis - Six
    Día 6 - En el taller de Silver Berry, donde paso a paso intenté crear una criatura fantástica con estas pezuñas que tengo. Esta cabeza de sátiro tiene el tamaño de la yema de mi dedo pulgar, y también hicimos las patas, las manos y hasta un saquito, porque va a ser un ladronzuelo :)

    Siete - Seven
    Día 7 - Leonera con algo de orden. La frikiroom #2 (cómics y miniaturas) preparada para recibir la visita de mi prima Gema. Sí, el edredón es de Batman. El otro que tenemos es de Asterix :D

    Ocho - Eight
    Día 8 - El regalazo de cumpleaños que me traía mi prima Gema: varita de Noble's Collection, modelo Severus Snape. Maldades se me ocurren con ella, jejeje...

    Nueve - Nine
    Día 9 - La reina indiscutible, la emperatriz enana que dominará la galaxia en un futuro no muy lejano, la suprema mandataria y reina del smial, Darth Sara. Tan adorable como temible, mujajajaja...

    Diez - Ten
    Día 10 - Paseo lluvioso por Sóller, con poca luz y mucha gente. Escudo nobiliario de una casona del siglo XV.

    Once - Eleven
    Día 11 - Camiseta frikaza de Daedhel. Día de risas, conversaciones y mucho frikismo en Palma con Biel, Aina y Pere.

    Doce - Twelve
    Día 12 - Tarde y torrada en la caseta de Telchar. Una luz espectacular y un conjunto nuevo recién llegado de Etsy para Miranda.

    Trece - Thirteen
    Día 13 - comenzando a preparar la charla en la Biblioteca Can Salas. Vistas desde la frikiroom #1 (libros, música y tecnología).

    Catorce - Fourteen
    Día 14 - Un poco de cine en Festival Park. Tenía muchas ganas de ver esta película, pensada para que la disfruten los escritores y quienes aman la literatura.

    Quince - Fifteen
    Día 15 - La mata de Galán de Noche que perfuma, para mi deleite, todas las noches nuestra calle. Foto hecha a pulso, mientras llovía y con el zoom a tope.

    Dieciséis - Sixteen
    Día 16 - Encontré este delicioso kéfir de cabra en un supermercado, y estoy deseando repetir. En la foto, con un poco de azúcar moreno, y mermelada sin azúcar de albaricoque.

    Diecisiete - Seventeen
    Día 17 - despiste supremo. Anduve todo el día con las zapatillas desparejadas. Con suerte, alguien me consideraría una genial excéntrica xD

    Dieciocho - Eighteen
    Día 18 - Biblioteca Can Salas, Palma de Mallorca. Guillem imparte un taller de escritura en tengwar para castellano.

    Diecinueve - Nineteen
    Día 19 - Tras varios días diluviando, vuelve el sol. Vistas desde la cocina.

    Veinte - Twenty
    Día 20 - Chiqui, la bella y misteriosa Chiqui. Tarde de risas y de revival en casa de Nany y Berto.

    Veintiuno - Twenty one
    Día 21 - Valencia, nos volvemos a encontrar. Un gran día de paseos, tiendas, italiano (fantástico), reencuentros y relax.

    Veintidós - Twenty two
    Día 22 - Campeonato nacional de coctelería para jóvenes barmen y jefes de bar. Mi cuñado, campeón de Castilla y León de jefes de bar, aromatizando su GinTonic. Hotel Palace de Valencia.

    Veintitrés - Twenty three
    Día 23 - Cena en La Galette con una cuera de malvados. Habíamos desayunado ya con mala gente, y con mala gente nos fuimos a cenar.
    Se os quiere, gentuza :)

    Veinticuatro - Twenty four
    Día 24 - Visita al Museo Fallero de Valencia. Ninot infantil de 2007, de Almirante Cadarso - Conde Altea.

    Veinticinco - Twenty five
    Día 25 - Despedida de Valencia. Nuestra anfitriona, Ana Estelwen, despidiéndose de Miranda. Pero volveremos, siempre cumplimos nuestras amenazas.

    Veintiséis - Twenty six
    Día 26 - Un nuevo habitante para las saturadas estanterías de Guillem. Eddard Stark, Señor de Invernalia, con el colgante de la Mano del Rey.

    Veintisiete - Twenty six
    Día 27 - Más cine. Gafapastas 3D, que te venden con la entrada y te quedas para posteriores usos. Yo siempre había alquilado las gafas, es la primera vez que me las ofrecían para comprar.

    Veintiocho - Twenty eight
    Día 28 - Iguales, pero distintos. Y rompiendo los tópicos.

    Veintinueve - Twenty nine
    Día 29 - Vuelvo a casa... y aquí sí que ha llegado el invierno.

    Treinta - Thirty
    Día 30 - Regalo de cumple atrasado de mi hermano Alberto. Y vuelta a la pesadilla de lo cotidiano.


    Findûriel

    0 0

    Los fanfilm son películas hechas por y para aficionados de un tema, libro, obra o corriente artística concreta. Se suelen utilizar los medios que los propios colaboradores tienen o donaciones desinteresadas y, por regla general, no suelen comportar beneficios económicos a sus creadores, al encuadrarse en los productos sin ánimo de lucro.

    Tal es el caso de fanfilm basados en la obra de Tolkien. La Tolkien Estate ha intervenido en las dos que están completas, para asegurarse fehacientemente de que no se generaba ninguna actividad económica que comportara beneficios para sus creadores, promotores o salas de proyección. Ambas lo han cumplido, al menos hasta la fecha, con lo que la Tolkien Estate ha respetado estas obras fílmicas.

    PELÍCULAS COMPLETAS

    Hace unos años, en la convención anual de la Sociedad Tolkien de 2009, presenté un fanfilm que se había rodado, sin casi financiación, llamado 'The hunt for Gollum' (en castellano, 'La caza de Gollum').
    Logré, poniéndome en contacto con el equipo de rodaje a a través del e-mail de su página (esta), que me facilitasen bastante información, fotografías e incluso los subtítulos al castellano con bastante antelación. Uno de los participantes en aquel proyecto resultó ser un chico español, de Sevilla, con el que mantuve una gratificante correspondencia. La única condición que me pusieron para poder proyectar la película fue que no se cobrase entrada y que el acceso a la misma fuera libre y abierto a todo aquel que quisiera verla.

    Trailer 1 de 'The Hunt for Gollum'



    La película narra la búsqueda que Aragorn emprendió, a instancias de Gandalf, de la criatura Gollum. Con una fuerte y evidente inspiración en las películas de Peter Jackson, como curiosidad os contaré que el programa de ordenador usado para crear los paisajes es el mismo que se usó en la oscarizada trilogía (llamado Terragen) para los planos más complicados de montañas.

    Trailer 2 de 'The Hunt for Gollum'



    Este fanfilm fue el primero en llegar al gran público, y con unas cifras completamente arrolladoras: con un solo mes de vida, las cifras de visionado alcanzaron los dos millones. El día en que colgaron la película en la plataforma Dailymotion, el servidor se saturó. Se ha proyectado en multitud de países, incluyendo festivales como el ICON o el Festival de Cine Fantástico de Sao Paulo. Hablando de convenciones, aparte de la EstelCon española, se proyectó en la GenCon y en la ComicCon francesa y la vienesa.
    En octubre de 2010 alcanzó los diez millones de vistas.

    Aún está disponible, en Dailymotion (donde además tenéis un canal con vídeos de 'cómo se hizo', teasers y tráilers) y en Youtube. Los enlaces que os facilito son las versiones con subtítulos al castellano. En el caso de Dailymotion tenéis que seleccionar el idioma en la propia pantalla, en la opción 'subtitles', en Youtube tenéis que pinchar en la tecla CC para mostrar los subs.

    El segundo ejemplo, que también presenté en una convención anual de la Sociedad Tolkien Española (en este caso en 2010) fue 'Born of Hope' (en castellano, 'Nacido de la esperanza').

    Trailer 1 de 'Born of Hope'



    En este caso, la historia que se nos relata es la de los dúnedain del norte, y cómo Arathorn conoce a Gilraen en aquel reducto natural de la Tierra Media. El título alude a Aragorn, hijo de ambos, que nacerá para traer esperanza a su pueblo aunque sus vidas sean desgraciadas en aquellos días. Aragorn crecerá para convertirse en rey de Gondor, Elessar Telcontar.

    Trailer 2 de 'Born of Hope'


    Este fanfilm se alzó con el primer premio del London Independent Film Festival como 'Mejor película de micro presupuesto'. En su web podemos conseguir también fotografías del rodaje, más información sobre la película, o su visionado.
    Está disponible incluso en HQ en Youtube. Para ver los subtítulos, deben seleccionarse en la tecla CC del reproductor.

    Para terminar, os hablaré de Halifirien. Se estrenó en 2009, de producción mucho más modesta que las anteriores pero con la misma ambición e intenciones. Tienen un canal en Youtube y la película puede verse allí, partida en tres vídeos.

    Halifirien, primer trailer


    Halifirien se centra en los avatares de los guardianes de la almenara del mismo nombre, en un tiempo en que Gondor sufría el golpe más duro de las tropas del enemigo.

    Halifirien, segundo tráiler



    TRAILER Y OBRAS EN PRODUCCIÓN

    Son muchas las obras que están en producción basadas en alguna de las obras de Tolkien o inspiradas en su imaginarium. Con mayores o menores medios, los fans de su literatura tratan de trasladar al formato cinematográfico sus propias visiones sobre el mundo de Tolkien.

    ANCANAR- Quizá el proyecto más antiguo. No ambientado expresamente en la obra de Tolkien ni en su mundo, pero fuertemente influído por sus escritos. Actualmente está paralizado, y ni siquiera su web funciona. Aunque hay un teaser aparte de este trailer colgado en Youtube.


    THE SILMARILLION: ARDA - A WORLD IS RISING: El último proyecto del que me he enterado. Creo que es alemán, y por el momento sólo tenemos este trailer. En palabras de sus creadores, tratará sobre el papel de los Maïar y los Valar en la creación de Arda.


    I ENETH NÍN ERINUS - THE TALE OF THE TWO HUNTERS: Un fanfilm muy curioso, ya que lo está grabando un grupo de amigos adolescentes con un presupuesto de tan sólo 200 libras. Aquí tenéis su web. La historia trata de un joven dúnadan que vive los horrores de la guerra y se encuentra solo, herido y sin rumbo enmedio del bosque.


    HOPE: Este fanfilm podría considerarse una continuación de 'Born of Hope', ya que sigue las andanzas del joven Aragorn, conocido como Estel entre los elfos de Imladris, y su tierna juventud. El blog de la película anunciaba su estreno para mediados de 2011, aunque aún no conocemos nada.


    PERIL TO THE SHIRE: Desgraciadamente, no podremos ver este fanfilm, al tratarse de un trabajo para el cole de un grupo de unos 50 chiquillos del estado de Georgia. Nos quedamos con las ganas, porque debieron pasárselo realmente bien. Tenéis un segundo trailer aquí. En Youtube se pueden encontrar diversos previews, ya que la peli dura cerca de tres horas, según nos cuentan.


    THE PALANTIR: De esta sé poquito, por no decir nada. No he encontrado web, no he encontrado ninguna referencia más en internet, ni hay información de sinopsis en el vídeo ni nada.


    ¿Vosotros conocéis algún fanfilm más basado en alguna de las obras de Tolkien?

    Findûriel

    0 0

    Toca la puerta. En el cartel sobre la madera pone ‘pase sin llamar’.

    ¿Cede? Perfecto. No tengas miedo de la luz que sale de las rendijas, es normal. Te hará cosquillas, pero no te resistas a su brillo.

    ¿Qué es lo que ves?


    ¡Qué escándalo! Alguien pisa tan fuerte que la tierra retumba. Ahí tienes un hueco, entre los arbustos, para esconderte y poder contemplar sin que te vean. Así, agacha un poco la cabeza.

    ¿Pero qué es esto? ¡Un gigante! Tan torpe y cabezota como una manada de asnos… vaya, acaba de engullir a una pobre vaca que pastaba tan tranquilamente. ¿Y ese perro? Ladra de una forma tan escandalosa que parece que se le vaya a desgarrar la garganta.

    Ahí llega su amo, y parece enfadado. ¿Qué es lo que lleva en las manos? ¿Una escopeta? No, no… es un trabuco, un trabuco. Con todos los clavos y la chatarra que su mal humor pueden cargar ¡Agáchese, granjero, o el gigante lo verá!

    ¡PUM!

    Vaya… curioso… el susto que se ha llevado el pobre le ha hecho temblar el dedo del gatillo ¡Vayamos tras el espantado granjero a ver dónde nos conduce!


    ¿Qué te ocurre? No puedes andar hacia el pueblo, claro… eso que brota ante tus pies ¿no es una vía de tren? Asciendes mientras el andén se eleva bajo tus plantas entre la hierba, y te ases las ropas, que se te pegan al cuerpo con el ascenso. Y un tren te hace cerrar los ojos con su silbido largo y penetrante.

    Se abren las puertas… ¿Es que no vas a entrar?

    El revisor no te pide el billete cuando pasa junto a ti. Las casas se vuelven borrones de color y los árboles huyen junto a los cristales. No cierres los ojos aunque comiencen a llorarte con la velocidad.

    El tren se ha parado ¿no vas a bajar? ¿te asusta el vapor? No te preocupes, yo bajaré contigo.

    Vaya… curioso panorama. El paisaje parece fundirse en un óleo de terciopelo mientras caminas sobre él. Los pájaros surcan el cielo, casi puedes leer sus ‘pío, pío’ escritos en el aire dulce y espeso. Ahí tienen su nido, sobre esa casita, entre las ramas del árbol

    Y qué árbol…

    Acércate, no te pasará nada. Toca sus hojas, respira su aroma, palpa su corteza. Es el árbol de Niggle, el árbol de Parish, pero también tú árbol, y el mío, y el suyo, y el de ella… parece fundirse en tus yemas mientras intentas atraparlo con la pupila inquisitiva. Toma una hoja, está permitido, pero guárdala en secreto.

    Eso que sale del bosque… ¿No es música?

    ¿Quieres bailar?


    Una fiesta, al apartar las ramas, te deslumbra con sus candelas. Hay letreros en el claro del bosque donde llamean las antorchas, apuntando a los caminos que salen de allí. ‘A la Cabaña del Juego Perdido’, reza uno. ‘A la sepultura de Beorthnot’, indica el siguiente’. ‘A la Casa de Papá Noel’ aparece en un tercero.

    ¿Es que no quieres bizcocho? Esa niña tan risueña te ofrece un pedazo. Está hecho por el mejor pastelero de Wooton Major, y con un poco de suerte te encontrarás alguna sorpresa dentro. Dale si quieres un trocito a ese perrito que te lame la mano con su lengua de fieltro.


    ¿Qué dices? Ah, sí, aquel hombrecillo del sombrero largo, largo te hace señas. Es nuestro vecino, que quiere acompañarte en el camino de vuelta. Acaba de comprarse un coche nuevo que le lleva colina arriba, colina abajo. No creo que te marees, pero ten cuidado, no te vayas a llevar en la ropa algún trozo de col, o un pelo de oso.

    Bueno, buena suerte en lo siguiente. ¿Llevas todo? No le hagas caso a ese estruendo, es Crisófilax, que arrastra el tesoro rezongando. ¿Qué quién es Crisófilax? Otro día, otro día.

    Cierra bien la puerta al salir, y conserva los recuerdos que te has guardado en el camino. Cuando quieras puedes volver, sólo tienes que ponerte de nuevo esa estrella que llevas en la frente, y podré presentarte a mucha gente más, y contarte muchas más historias maravillosas.


    Pregunta por mí cuando vuelvas. ¿Qué cual es mi nombre? Yo soy Tom, y Tom soy yo. Hale, felices sueños, buenos días, buen provecho y felicidades, y todas esas cosas que suelen decirse para que la fortuna te sonría. Dentro de poco el tren de Niggle Parish volverá a pasar, Egidio llegará a algún acuerdo con las joyas y se celebrará otra fiesta de Wooton Mayor. Podemos explorar los caminos que te han quedado por ver, en esa ocasión. ¿Cuándo? Cada vez que abras uno de nuestros volúmenes, detrás del crepitar de las páginas. Sólo tienes que tocar a la puerta y hacer brillar la estrella.

    Nosotros te estaremos esperando, a la vuelta de la hoja, en el nuevo año. Como cada año.

    Hey Dol, Merry Dol…

    -------------

    Este texto fue creado originariamente como presentación de la XIV Mereth Aderthad. Hoy me he reencontrado con él, y me apetecía ofrecéroslo como felicitación de año nuevo. Por Tolkien, y por que nos encontremos con él siempre como si fuera la primera vez.
    El dibujo de Tom Bombadil pertenece a Tolman Cotton en deviantart.


    ¡Feliz año nuevo!
    Findûriel

    0 0


    A las tres la noche ya estaba muriendo
    y Fíriel fuera miraba;
    un gallo dorado erguido a lo lejos
    un canto claro elevaba.
    El alba era pálida; los árboles pardos;
    las aves, al despertarse
    piaban; las hojas venía arrastrando
    una brisa fresca y suave.

    Vio crecer la luz desde la ventana
    e iluminarse la hierba:
    el rocío gris, intenso, brillaba
    en las hojas y en la tierra.
    Sus pies descendieron como blanca nieve;
    veloces se deslizaron
    sobre el verde prado: bailaban alegres
    de rocío salpicados.

    Bajó entonces Fíriel al río corriendo
    con su túnica enjoyada;
    se apoyó en un tronco, curvo, sauce viejo,
    y observó un temblor del agua.
    Cayó un rayo azul y se zambulló:
    un martín pescador, raudo;
    el banco de lirios se desparramó,
    los juncos se balancearon.

    De pronto, una música hasta ella llegó;
    en sus hombros centelleaba
    su cabello, libre, derramado al sol,
    al calor de la mañana.
    Oyó soplar flautas, oyó arpas tañidas;
    jóvenes voces de viento
    trayendo canciones claras, cristalinas;
    y campanas a lo lejos.

    Vio acercarse un barco de blanco esplendor,
    de proa erguida, elevada,
    con oro en los remos y en el espolón;
    unos cisnes lo guiaban.
    Venían remando las hermosas gentes
    de la Tierra de los Elfos,
    de plata y de gris; tres resplandecientes
    con coronados cabellos.

    Alzaban su canto siguiendo las olas,
    llevando en sus manos arpas:
    "Los campos son verdes, largas son las hojas,
    y todas las aves cantan:
    con auroras de oro una y otra vez
    se iluminará esta tierra,
    y una y otra flor veremos nacer,
    sin que el trigal envejezca".

    "¿Hacia dónde vais, hermosos remeros,
    embarcados, por el río?
    ¿Acaso al crepúsculo? ¿A un lugar secreto,
    en el gran bosque escondido?
    ¿Poderosos cisnes en su vuelo os llevan
    al Norte, a habitar las olas,
    a las islas frías de costas de piedra,
    donde lloran las gaviotas?"

    Responden del barco: "¡No! Marchamos lejos
    por el último camino;
    dejamos atrás estos grises puertos,
    desafiando al mar sombrío.
    Vamos donde siempre crece el Árbol Blanco,
    hacia la última ribera,
    Hogar de los Elfos donde está brillando
    sobre la espuma la Estrella".

    "¡Abandona ya los mortales campos;
    la Tierra Media dejemos!
    Vuela una llamada desde el campanario
    en el Hogar de los Elfos.
    Aquí se marchitan las hierbas, el sol,
    la luna, y las hojas caen;
    nosotros oímos, lejana, esa voz
    que nos empuja a este viaje".

    Dejaron los remos, viendo a la doncella:
    "¡Fíriel, Fíriel!", exclamaron.
    "¿Oyes la llamada? ¡Niña de la Tierra!
    Queda sitio en nuestro barco,
    sólo para uno: llevarte podemos.
    Tus días rápidos pasan.
    Niña de la Tierra, bella como un Elfo,
    oye la última llamada".

    Fíriel los veía desde la ribera,
    osando dar sólo un paso;
    profundo se hundieron sus pies en la arena,
    y se detuvo, mirando.
    Se alejó la nave, susurró al pasar
    rozando las aguas, lenta;
    "¡No puedo partir!", la oyeron llorar,
    "¡Yo soy hija de la Tierra!"

    Y sobre su túnica, al estar de vuelta,
    ninguna joya brillaba
    bajo el techo oscuro y bajo la puerta,
    en la sombra de la casa.
    Ciñó su jubón de marrón rojizo,
    trenzando el largo cabello,
    y volvió al trabajo, a paso cansino.
    El sol se fue diluyendo.

    Todavía fluyen en los Siete Ríos
    los años, uno tras otro;
    y pasan la nube y el sol con su brillo,
    y se agitan, temblorosos,
    el sauce y el junco. Pero nunca más
    hacia el oeste pasaron
    como antes, los barcos, en agua mortal;
    y se acallaron sus cantos.


    El último navío, J.R.R. Tolkien (traducción de Lucía Adámoli, Diego Seguí y José Tarragó)

    0 0

    Si en una entrada anterior hablábamos de los fanfilm, en esta entrada me gustaría recopilar algunos de los tráiler que los miembros y simpatizantes de la Sociedad Tolkien Española realizaron para promocionar sus merith.

    'Merith' es el plural de 'mereth', palabra en sindarin que significa 'reunión'. Las merith son eventos, normalmente de entre dos y cuatro días, que las delegaciones de la Sociedad Tolkien Española organizan en diferentes puntos del país. Suelen consistir en estancias en alojamientos en exclusiva (tales como casas rurales, posadas rurales, albergues, hoteles rurales...) que incluyen la estancia con pensión completa y un extenso programa de actividades. Como su hermana mayor, la Mereth Aderthad o EstelCon (reunión anual de la STE), no puede faltar en su horario una Cena de Gala, una Lectura de Cuentos o una Lumilindë (noche de música). Conferencias, talleres, teatros, mesas redondas, competiciones, concursos literarios, roles en vivo... son actividades que salpican las merith con el propósito de estudiar y aprender juntos sobre la obra de Tolkien.

    Con el objeto de promocionar estos eventos, y abrir el apetito de los potenciales asistentes, normalmente se editan boletines, se abren páginas web y se montan tráiler. Estos vídeos, hechos por y para fans, suelen dar una idea de la ambientación de los eventos... a no ser que en dichas celebraciones se cuele un dragón malvado, una tribu de orcos o estalle una guerra (ha pasado, creedme) y tanto el programa de actividades como la ambientación cambien por sorpresa.

    Teaser Trailer de la XVI Mereth Aderthad


    Esta EstelCon se celebró en el albergue del embalse de Benagéber (Valencia) en 2010. Su ambientación fue la propia historia de las EstelCones de la STE, y la celebración de la Mereth Aderthad en la obra de Tolkien.

    Trailer XV Mereth Aderthad


    Este tráiler nos habla de la ambientación de la EstelCon de 2009, en Cardona (Tarragona), donde nos sumergimos en la historia de Túrin Turambar. También nos ofrecieron un teaser donde se mostraban paisajes de Cardona que muchos asistentes pudieron disfrutar. 

    Trailer XIII Mereth Aderthad


    Esta EstelCon se celebró en el monasterio de Uclés (Cuenca), un lugar ideal para acometer todo tipo de escenas ambientadas en fortalezas de la obra de Tolkien. Fue organizada por las delegaciones de la provincia de Madrid y Cuenca en 2007.

    Trailer I Mereth Tol Andaer


    Los habitantes de Tol Eressëa invitan a los visitantes a sentarse y disfrutar de las leyendas, como Eriol, junto a la Cabaña del Juego Perdido. Se celebró en 2009 en un albergue de Mallorca.

    Trailer Mereth Eruquiéreme


    Las merith de Númenor (delegación de la provincia de Madrid) suelen llevar el nombre de Erukyerme, debido a las festividades en honor de Eru que celebraban en Númenor los primeros hombres. Esta mutó un tanto su nombre, debido a que estuvo ambientada al tema del amor, en todas sus variantes, en la obra de Tolkien. Se celebró en un recoleto albergue en Ávila allá por 2009.

    Trailer I Mereth de los Muertos de Aragorn


    La delegación de Sevilla nos preparó una mereth en plena sierra, ambientada en el periodo en el que Aragorn recorre el Sendero de los Muertos con la esperanza de encontrar ayuda para poder atacar los barcos de Umbar. O eso creíamos... Se celebró en 2007. Y también nos ofrecieron un teaser la mar de salao.

    Trailer III Mereth E-Daur


    Esta mereth se celebró en 2007 en un precioso albergue de Barria (Álava). La ambientación, claramente élfica, nos llevó de tirar con arco a disfrutar de conciertos de música tradicional de aquellos parajes.

    Trailer III Mereth Dracon

    AQUÍ (Google vídeos no me deja incrustarlo)

    Esta mereth contó con dos tráiler diferentes (el segundo, aquí, utilizando una escena de Shrek), como la II mereth del mismo nombre (una pena que no estén disponibles online). Se celebró en 2006 en un albergue de montaña de Madrid, y estuvo ambientada en el mundo de faërie, retratado por Tolkien en 'El herrero de Wooton Major'... o eso pensaban los asistentes :)

    Trailer II Mereth Erukyerme


    Como explicaba más arriba, estas merith tienen mucho que ver con la historia de la isla de Númenor. En este caso, con la historia del final de la isla... Se celebró en 2006.

     BONUS

    Estos dos trailer no son de merith, pero sí de actividades que la STE celebró en EstelCones y que, al tener un fuerte contenido audiovisual, merecieron un tráiler para anunciarse.

    TRAILER 'RETAZOS DE UNA VIDA' - Actividad audiovisual y teatral que la delegación de Sevilla ofreció en la Mereth Aderthad de 2010. Se trataba de un magnífico trabajo pluridisciplinar que unía vida y obra de Tolkien en una experiencia única de música, vídeo, danza, teatro, magia, performance...


    TRAILER 'LA PIRA DE DENETHOR' - El musical que la delegación valenciana ofreció en la Mereth Aderthad de 2010 se apoyaba fuertemente en tres puntales: la música, el teatro y la ilustración. Adaptación musical de la obra de Pink Floyd 'The Wall', y profusamente ilustrada por el artista Luis Gans, fue presentada al gran público en 2011 con un gran éxito de asistencia.


    Espero que os haya gustado la entrada, y si conocéis algún otro tráiler hecho por gente de la STE, será bienvenido para completarla. Es hermoso volver la vista atrás a veces, porque se ve el trabajo, esfuerzo e ilusión que compartimos organizando eventos. 

    Findûriel

    0 0

    Hace más de dos años ya que trabajo en mi actual puesto, y no he seguido aún el meme. Si el primer meme fue trabajando en un castillo, el segundo en una iglesia románica y el tercero una iglesia gótica, ahora le toca a un palacio.



    Tengo la mesa de recepción frente a la puerta. Lo que se ve a través de ella es un patio, que antaño fue interior, perteneciente en el siglo XV a la familia Seneor - Pérez Coronel. Esta duplicidad se debe a que fueron judeoconversos: el primer apellido es el hebreo, y el segundo el que les dieron al convertirse a los miembros que decidieron quedarse tras la expulsión.
    Más tarde esta casa perteneció a los Mexía de Tovar, y pasó de mano en mano hasta convertirse en un edificio de titularidad municipal. Ahora alberga varias concejalías y el lugar donde trabajo, el Centro didáctico de la judería de Segovia. Es un museo interactivo sobre la presencia judía en España y en Segovia.



    Os pongo otro par de fotos, tomadas hoy mismo, del patio. Como veis, está nevando, y bastante. Ya era hora. El patio es uno de los grandes atractivos del edificio, hay mucha gente que entra a hacerse fotos. Es una pena que esté mutilado, debido a la sucesiva división del edificio, pero sigue siendo muy hermoso. Si tuviera un contador en la puerta del patio, las cifras de visitas al museo que hoy se toman sólo atendiendo a las entradas vendidas, se multiplicarían por diez, estoy segura.

    Y vosotros, ¿qué vista tenéis desde vuestro lugar de trabajo?

    0 0

    La web Zonafandom nos trae este fantástico mapa de lectura para las novelas de Mundodisco, ese universo paralelo-y-no-tan-paralelo que ha creado el genial Terry Pratchett.

    Es una ilustración obra del artista Jakub Oleksow, basada en la recopilación de Krzysztof K. Kietzman.



    0 0
  • 02/27/12--07:05: Another season is coming
  • La HBO nos brinda un 'trailer completo', un first look, a la segunda temporada de la serie basada en Canción de hielo y fuego.



    Tengo muchas ganas de ver la serie. Aunque, como me ocurrió en la primera temporada, hay actores que me parecen (en primera instancia) fruto de un discutible cásting, me puede el afán de ver cómo resuelven a Stannis (me parece demasiado 'joven' y debería ser más recio y seco en su aspecto. Lo lograron con Tywin, veremos qué es de Stannis...), cómo interpretan a Brienne (uno de mis personajes favoritos) y cómo muestran lugares como las Islas del Hierro o eventos como la Batalla del Aguasnegras.

    En fin, que lo mejor es comenzar con algún recelo pero no dejarse llevar por ellos, ¿no creéis?

    Un saludo

    0 0
  • 02/29/12--08:31: El empleo


  • 'El empleo', un maravilloso corto del ilustrador y animador Santiago Bou Grasso.


    0 0

    Buenas de nuevo. Poco a poco voy a escribir este artículo, ya que no puedo escribir demasiado al ordenador debido a problemas de salud.

    Hoy se celebra en todo el mundo el Día Internacional de leer a Tolkien. Las Sociedades Tolkien del mundo se ponen las pilas para aprovechar la ocasión, e intentar hacer llegar al máximo de personas posibles el conocimiento de la obra de Tolkien. El día 25 de marzo es el día adjudicado a la destrucción del Anillo Único en el Monte del Destino.

    La Sociedad Tolkien Española no es menos, y ha planeado unas jornadas especiales a lo largo del mes.

    SMIAL DE TOL ERESSËA - ILLES BALEARS


    La delegación en Illes Balears de la STE preparó un día completo en Palma de Mallorca. El pasado sábado 24 de marzo llevaron a cabo este programa de actividades en la librería Literanta (C/ Fortuny nº4), colaborando con la Associació Mallorca Fandom.

    Mañana (11:30-13:30)
    -Charla sobre la creación de la Tierra Media (Ainulindalë)
    -Pase y actividad de Ilustraciones de la Tierra Media
    -Taller de escritura élfica Tengwar (iniciación).
    -Clausura musical.
    Tarde (18:30-20:30)
    -Conferencia sobre la vida y obra de Tolkien.
    -Lectura de fragmentos de obras de Tolkien - Lectura de Cuentos.
    -Clausura musical.

    En este enlace, en torno al minuto 1 del programa, podéis escuchar la entrevista que se realizó antes de la apertura a Carmen Redón, presidenta de Mallorca Fandom.


    Además, podéis ver un par de vídeos resumen de las actividades que se llevaron a cabo, pinchando en los siguientes enlaces: sesión matinal - sesión vespertina.

    SMIAL DE EDHELLOND - COMUNIDAD VALENCIANA



    Los valencianos prepararon una jornada de dos días para celebrar esta ocasión. Las actividades se desarrollaron en Valencia y Sagunto.

    Durante el sábado 24 y el domingo 25 de marzo, dos locales de Sagunto dan un aire tolkieniano a la gastronomía de la ciudad, sirviendo viandas y bebidas inspiradas en distintos pasajes de "El Hobbit" y "El Señor de los Anillos": la "Taverna de la Serp" junto al castillo y el teatro romano de Sagunto (c/ Castell, nº 43), y el bar "A Cualquier Otra Parte" (Pl. Cronista Chabret, 17 bajo).

    Además, en el "Espai Bloc" de Sagunto (Pl. Cronista Chabret, 24 bajo) se desarrollan las siguientes actividades:

    Sábado 24:
    10:30- Presentación de la STE y de las actividades del fin de semana.
    11:00- Cuentacuentos, por Paco Soliva "Lórinlor"

    Domingo 25:
    10:30- Cine-fórum
    11:15- Taller de runas y escritura élfica
    18:00- Proyección del fanfilm The hunt for Gollum
    19:00-Proyección de "El umbral del bosque", por Luis Gans

    Por otra parte, en el local amigo de la STE Bibliocafé (Calle de Amadeo de Saboya 17), en Valencia, el sábado 24 de marzo a las 19:30 se proyectó también "El umbral del bosque" y se ofreció una conferencia sobre la próxima película de El Hobbit, a cargo de Alejandro Pérez, autor del blog Peter Jackson Spain. En este vídeo tenéis la conferencia.







    El smial de Pelargir celebró por adelantado el Día de leer a Tolkien, dado que el 25 de marzo coincidía con las elecciones en Andalucía. El 9 de marzo el CICUS (Centro de iniciativas culturales de la Universidad de Sevilla) fue el marco de una conferencia en la que varios miembros del smial y escritores de Sevilla dialogaron sobre la vida y obra de Tolkien.





    SMIAL DE MINAS TIRITH - GRANADA

    Granada posterga la celebración hasta el día 28 de marzo, ofreciendo una conferencia que llevará por título "J.R.R. Tolkien y el poeta de Beowulf".
    Esta conferencia se celebrará de 12 a 13:30 horas en el Seminario "Neil McLaren" (Facultad de Filosofía y Letras, Edificio Departamental, 5ª planta - Universidad de Granada).


    SMIAL DE NÚMENOR - COMUNIDAD DE MADRID

    La reunión del smial de Númenor el 25 de marzo toma un cariz especial debido al Día Internacional de leer a Tolkien. En el pub Molly Malone (C/ Manuela Malasaña, 11) el tema de debate es "Mitología de la Tierra Media, o Mitología en la Tierra Media", tratando sobre aspectos como la magia y hechicería, los cultos o religiones, las creencias 'religiosas'...

    0 0


    Tengo a mi disposición el primer capítulo de la segunda temporada de 'Juego de Tronos' (HBO), muy esperado, por cierto. Eso no os lo voy a negar. Hace casi un año que vimos la primera, y hay muchas ganas.

    Para comenzar, contar que hay elecciones en el cásting que, en primera instancia, no me gustan mucho. Aún no los he visto en acción pero, por ejemplo, Melisandre me parece poco exhuberante, Margaery demasiado adulta y muy poco inocente, y Stannis un amargao de la vida pero de los delgados, no el hombre cuadrado y adusto de las novelas. Veremos si en acción mejoran...

    También comentar que estoy convencida de que me volverá a pasar: ¿por qué pasa todo tan rápido? Yo creo que nos pasa con toda la ficción televisiva/cinematográfica basada en libros.

    - Rocadragón en los títulos. Cool. Veremos qué tal en imágenes...
    - Sangre. ¡Ser Dontos! Me gusta, pero me lo imaginaba más mayor. Sumisión de Sansa: perfecta. Decepción de Joffrey: genial. Primer movimientode la temporada del Perro para proteger a Sansa. Tyrion SFG.
    - Llega el invierno. MAGISTRAL la frase de Tyrion 'It must be odd for you... to be the disappointing child'
    - Bran como lord... rodeado de viejos. Qué bien le van a venir los Reed a este pobre niño, con una silla demasiado grande de la que no puede bajarse por su propio pie... Por fin sueños de lobo. Por fin el cometa. Por fin Osha libre de las cadenas.
    - Dragones, pequeños. Una pena que La Plata muera en la serie sin recibir el simbolismo que merece. A mi padre le encantó Rakharo en la primera temporada, ahora lo vemos con más kohl :) Me encanta la apariencia deshidratada y andrajosa del pequeño khalasar.
    - Craster ¿Tan pronto? yeah, tan pronto. Demasiado pronto, creo, pero bueno. Me gusta su 'torreón', él es menos asqueroso que en el libro, pero igual de jodidamente atemorizante. 'Then learn to follow'.
    - Hogueras en Rocadragón, la Dueña de Luz ¿Tan pronto? Yeah, tan pronto. Melisandre mejor en el salón que en la playa. Davos me encanta, aunque lo imaginaba más moreno y huraño. La mesa de rocadragón FTW. Stannis aún me tiene que convencer, aunque la línea narrativa de la redacción de la carta me gusta mucho.
    - Robb y Jaime. Blablablá... ¡¡¡Por fin huargos!!! ¡¡Huargos grandes!!
    - Shae y Tyrion. Conversaciones chabacanas, cuando Shae en el libro juega el papel de la niña inocente y descarada, pero no chabacana.
    - Petyr y Cersei. WHATTAFUCK? El desenlace es satisfactorio, pero no me gusta demasiado el desarrollo.
    - Estrategias de guerra, Cat irá con Renly ¡eso significa que la semana que viene veremos a Brienne! El maldito Theon se va con los suyos, esperemos que no llegue en un solo capítulo xD
    - Joffrey se enfrenta a su madre. Lo que no sé es cómo va a doblegarse ante su tío si es tan irreverente con Cersei.
    - Tetas. Ya pensaba que íbamos a perdérnoslas en este capítulo (por favor... un capítulo sin tetas también lo veremos, señores de la HBO). La puta recurrente nos acompaña en esta temporada como segunda de Petyr en el burdel. La matanza de bastardos: creo que habrá gente a quien les espantará, pero está muy bien rodada, con el dramatismo suficiente.
    - Gendry... ¿POR QUÉ LLEVAS KOHL?

    En fin, primeras impresiones escena a escena. Un poco de todo, mucha precipitación en los acontecimientos pero tiene buena pinta.

    Un saludo a mis lectores.

    Findûriel


    0 0
  • 04/13/12--07:22: Mudanza
  • Ahora ya sí es definitivo. Después de varias salidas en falso, provocadas por desavenencias laborales, ha llegado el momento en que me mudo definitivamente a Mallorca.

    Puerto de Sóller, hogar natal de mi chico y lugar de residencia de mis suegros.

    En septiembre, he de reconocerlo, estaba más mentalizada. La empresa me comentó que me extinguirían el contrato (lo que resultó ser falso el día antes de que me marchara, reunión en la que intentaron obligarme a firmar una baja voluntaria y se formó un escándalo cuando me negué), con lo que estuve todo el mes despidiéndome de mi casa, de los míos, del aire y el agua, de los monumentos, de mi hogar. Luego para que fuera que no, y de la peor manera.Y acostumbrada a negativas reiteradas y a palos en las costillas, pues me he ido negando a la idea, mientras no saltara la liebre de una oferta en Mallorca.

    Al final no ha sido necesario, ya que antes que llegar a juicio, mi empresa ha decidido despedirme. Como reacción, he decidido dar el salto e irme.

    Ca n'Oso, patio de la casa de un amigo en Sóller

    Han sido unos días complicados, de todas formas. Antes de que terminara marzo, sufrí un desafortunado accidente cuando iba a trabajar. Como resultado, estuve de baja el tiempo que me restaba en la empresa, convaleciente de la espalda, sin poder leer, sin poder escribir, sin poder bordar... Después me ha pillado por banda una gripe primaveral muy fuerte, de la que aún me estoy desprendiendo. Y papeles por todos lados. Conseguir los papeles del trabajo, reclamar el dinero de la aseguradora, recobrar los documentos que tenía mi abogado, pagar por fin el título de la universidad, ir al SEPE... Muchas veces caminando como un robot, con mucha fatiga y con 'asistentes' por todos lados.

    Después resultó que, a efectos del SEPE, he estado de vacaciones hasta hoy. Que, aunque te liquiden las vacaciones pendientes en dinero, tiene que transcurrir el tiempo en sí. Así que hasta la semana que viene no puedo pedir la prestación. Y ya voy a hacerlo en Mallorca.

     Vista nocturna desde el balcón de la cocina. La niebla, reptando por la Tramuntana.

    De día, desde el mismo balcón. Sóller.

    Se acaban de llevar mis cajas (3) y una maleta grande. En las cajas básicamente van tonterías con valor sentimental, muchos libros (sobre todo mis libros de Tolkien, algunos de documentación para mi libro, y mi colección de Hobbits en idiomas) y las cosas de los muñecos. La maleta lleva ropa. Poca, para lo que voy a necesitar, pero tengo en proyecto volver a no mucho tardar, a por más.

     Desde la ventana de la habitación del ordenador. Sóller.

    Creo que cuanto antes me plante en Mallorca, antes se me pasará el shock inicial. Antes se me irá la primera morriña, esa que te hace llorar sin sentido y de repente, y que llega a asustar a los que te rodean. Esa que da mareos, cosquilleos, y te deja aplastada para todo el día. Para lo que resta de mes, tengo muchas cosas que hacer, de todos modos.
    El día 25 Guillem y yo nos vamos de mereth, a la Mereth de Annatar, en Lórien. Volamos a Barcelona juntos, aunque de vuelta volvemos con una hora de diferencia. Es una de esas cosas a las que tuve que decir que no cuando me pasaron el cuadrante anual en el trabajo. No puedo ir a la mereth de Lórien. No puedo dar la conferencia en la Pompeu. No puedo ir a la EstelCon. Ni a la Tolkien Conference de Londres. No puedo celebrar mi cumpleaños con mi familia. Ni acudir al estreno de El Hobbit. Pero bueno... ahora podré al menos hacer algunas de esas cosas.
    El día 2 voy a dar la conferencia en la Pompeu. Entre la mereth y la conferencia vamos a estar alojados con mi prima Gema y su novio Joan. Tengo muchas ganas de conocer la casa de Joan y de compartir con ellos unos días de frikadas y diversión (aunque seguramente esté con la nariz metida en el ordenador, ultimando detalles)

     Iglesia de San Bartomeu, en la plaza mayor de Sóller.

    Antes de todo esto, tengo que arreglar los papeles de la prestación (Palma, 20 de abril), apuntarme a algún curso de catalán y al carnet de conducir, repartir currículum y, sobre todo, dedicarme al libro. No he podido hacerlo los últimos meses debido a la tristeza, los líos legales y laborales que me comían la cabeza y el espíritu, y las diversas y molestas dolencias.

     A desayunar ensaimadas...

    Así que aquí me tenéis... in the verge of moving. Con las cajas recién enviadas, la maleta para el domingo aún vacía ("la maleta de los flecos"), los muñecos empaquetados, las baterías (cámara, portátiles...) cargándose, y esperando el día, la hora, el momento. Estoy demasiado cansada como para decidir si las cosas me dan pena o emoción. Me alegra haberme podido despedir de mis compañeros de trabajo, aunque me apena no haberme despedido de un montón de amigos. Ya no estaré a un tiro de tren de mis amigos de Madrid, ni a un tiro de bus de mi smial. Ya no me podré encontrar con un simple viaje por tierra de 23 minutos con mi prima Gema, ni podré comprar en mis tiendas, ir a mi biblioteca (ay, cómo la voy a echar de menos) o quedar con las segovianiñas a comer sándwiches y tomar fotos de nuestros muñecos. Al menos, hasta que algún viaje me devuelva a mi tierra, a mi amor eterno, a mi Segovia.



    Me voy en busca de tierras rocosas, pulverizadas a base de tenacidad para agarrar las raíces de un olivo. A una tierra sin cigüeñas, sin azores, sin milanos. A monumentos por descubrir, a aguas que no se beben, a calles que huelen a madera y naranjo. A una casa que precisa de nuestra ayuda, conjunta, para completarse. A un lugar donde puedo moldear mi vida a pesar del vértigo que da pensarlo. Al lugar de los errores de los que se aprende.

    No es un adiós, no es un hasta luego. Es un hasta la próxima. Echaré demasiado de menos a mi familia y a mi hogar como para no volver en cuanto pueda. Deseadme suerte en esta empresa, en todo a la vez. Comenzando por el viaje. Este mismo domingo.

    Findûriel.

    0 0
  • 04/17/12--12:27: First Steps
  • Puede decirse que he llegado, aunque aún no esté del todo aquí. Hoy han llegado mi maleta grande y las tres cajas de cosas que mandé con SEUR la semana pasada. Una sorpresa agradable ha sido que mi Folde, como regalo, se ha hecho cargo de los gastos de envío. Estos chicos son de lo que no hay.

    Y es que, a pesar de lo que nos cuenta Hollywood, la HBO, la ABC, la Paramount y la madre que los parió a todos, las fiestas de despedida y los amigos que te reciben en el aeropuerto con pancartas NO EXISTEN. Son embustes inventados por estos mangurrianes de las series y películas de ficción. Pero siempre hay gestos como el del Folde que te ayudan a comenzar, desde 0.5, en un sitio nuevo y con los sentimientos en blanco.

    Ayer compramos electrodomésticos, y hoy nos ha llegado la lavadora. Completamente enamorada de ella desde YA.




    Las madres creo que no nos preparan a sus hijos para el protocolo en estos casos. No sabes si dar conversación a los técnicos, si dejarlos que trabajen en silencio, si ofrecerles una bebida, si irte de la cocina... en fin, que los técnicos que han venido han sido muy majetes, y uno de ellos cantaba a Barry White mientras instalaba la toma de agua.
    Nos regalaron una plancha, y en unos días vamos a recibir un lavavajillas de sobremesa. Tenemos que ir a la caza y captura de una tabla de la plancha, y también quisiera que nos hiciéramos con una batidora de brazo. Sólo tenemos una de vaso y para montar claras o hacer mayonesa no vale. Los purés pequeños, o las cremas de poca cantidad, es un engorro hacerlas en esa batidora tan grande, es mejor meter la de brazo y a tirar millas.

    Ayer fuimos a ver el capítulo tres de Juego de Tronos a casa de unos amigos, charlamos y cenamos con ellos. Es una de las cosas que tenía unas tremendas ganas de hacer. Tengo dos baldas en una estantería, y las cosas de mis muñecos y las manualidades esperan a que un escritorio se despeje para que pueda tener mi espacio de trabajo. A los libros los acompañan las manualidades que Silver Berry me ha hecho, maravillosas esculturas fantásticas, y algún objeto muy escogido. Creo que me va a venir de perlas tener una mesa para mí, en el salón con la mesita de plástico de la teletienda una no se puede inspirar para darle caña a la conferencia de la Pompeu ni para escribir el libro. Y además así podré sacar a los muñecos, que llevan días apretujados en una bolsa...



    Aún queda el tema de la ropa, que no he traído demasiada, pero hay que buscarle sitio. Me han desaparecido productos de limpieza que había comprado en viajes anteriores, misteriosamente. Al menos sé lo que ha sido del limpiacristales, y es que un novio friki te trae sorpresas. Disolvente para las pinturas de warhammer, ni se me hubiera ocurrido.

    Tengo ganas de salir a hacer fotos, de ponerme a desarrollar la confe, de dejar cerrado el cinefórum de la mereth y de que nos organicemos del todo. Me he comprado unos guantes para que las pobres uñas no me sufran este agua tan horrenda. Son morados.

    Así que poco a poco trato de hacerme un hueco. Cosas que pasan. Espero pronto poder poneros más fotos para que vayáis viendo lo bonito que está Sóller en esta época del año, con una mezcla de árboles floridos y árboles rebosantes de frutos. El limonero del vecino parece a punto de colapsar, con la cantidad de limones gordos que tiene en las ramas.



    0 0
  • 06/01/12--01:00: Fotografiando
  • Durante este primer mes de estancia en Mallorca me han sucedido muchas cosas, la mayoría de ellas buenas. He vuelto también brevemente a Segovia para operarme, y las dos ensaimadas (sorpresa) que llevé para allá, rellenas de cabello de ángel, hicieron las delicias de familiares y compañeros.


    Las reuniones de smial van maravillosamente. Tenemos la agenda repletísima de proyectos de todo tipo. Hemos llevado a cabo varias mesas redondas y charlas, abiertas al público general, así como un cinefórum y nuestras habituales reuniones organizativas y lúdicas. Mañana mismo tenemos una reunión a puerta cerrada: estamos preparando algo muy especial para un evento multidisciplinar (RUSC) de apoyo a la creación artística.
    Aparte, claro está, de los fines de semana en casa, en los que esta panda de estómagos hobbit se asoman por aquí para saquearme la despensa, montar batallas sobre papel, hurgar en la colección de cine y revolver los juegos de mesa. Y yo encantada.


    Adoro la casa. Aunque odie y ame a la vez su suelo blanco (es complicadísimo mantenerlo limpio, sobre todo en la cocina) se ha convertido en mi palacio, mi refugio y mi fábrica de ideas. Es curioso que, ahora que no puedo llevarlos a cabo por la operación, se me están ocurriendo mil proyectos. Salir a la ventana recién levantada y ver las montañas, escuchar los pájaros, oler las miles de flores que hay en las calles, o incluso descubrir el Tren de Sóller entre los olivos, son experiencias difíciles de reflejar por escrito.


    También he jugado, y mucho. Tanto con los amigos de Llegat de Cthulu en el casal, como en casa y en una casa de campo del grupo de rol de Guillem. He cazado zombis, resuelto misterios, tapado portales malignos, avistado dragones legendarios, zurrado a jinetes de águila con un solo lanzamiento de mi martillo, competido en carreras... en fin que, lo que se dice aburrirme, no me he aburrido nada.


    En la mereth de Lórien nos lo pasamos muy bien. Viajamos con Aina, y el paseo que nos dimos por Barcelona con ella fue interesante y agradable. También malo para el bolsillo, ya que fuimos a una papelería artesanal y una tienda de casitas de muñecas, y no pude resistirme a un par de tentaciones.
    Los días en Mas-Pó Canyadó estuvieron llenos de diversión, reencuentros, aprendizaje y también tranquilidad. A casa nos trajimos regalos, sonrisas, palabras, mathoms y muchas ganas de repetir.
    La conferencia del Curs Universitari "El Món de J.R.R. Tolkien" de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) salió bastante decente, aunque lamenté no haber tenido más tiempo para prepararla. Con lo de la mudanza, el fin de curro, la caída, la gripe y demás, me quedó corta y muchas cosas se me quedaron en el tintero. Parece que gustó, de todos modos, así que espero en un futuro volver a repetir aunque sea como oyente.
    Y pude conocer, por fin, a Berta. Es única.


    Y la cocina... ha sido toda una experiencia volver a cocinar con gas. Aun ajustándome a las necesidades nutricionales de mi chico, la verdad es que no me ha ido nada mal. Siempre he sido muy cocinillas, la mayoría de las veces como 'pinche auxiliar' de mi madre. Me encanta ver cómo cocina y ayudar con el picado de ingredientes, el rehogo de verduras, el desmenuzado de alimentos... 
    También ha sido estimulante usar otros ingredientes a los acostumbrados. Aparte de por esta alimentación peculiar, también por el hecho de vivir en un sitio diferente. He cocinado con ingredientes tales como cebolletas de mar, chirivías, naranjas sollericas o pescado de roca. Y todo con delicioso resultado. A ver si me curo pronto y puedo volver a amasar y mezclar como antes.


    Por lo demás, sigo compadeciendo al limonero del vecino. Deseando los lunes en casa de Nany y Berto. Yendo al cine, mucho, con Guillem. Teniendo mis ratos para mí, a pesar de no parar quieta. Hablando con mi madre casi cada día. Sufriendo las obras de la casita del patio (años llevan con ella... ¡Jesucristo!). Descubriendo cosas nuevas, cada día. Llenándome de proyectos (resiniles también). Buscando empleo con todo lo que tengo. Aprendiendo con entusiasmo. Y esperando a la primavera.

    Findûriel, que trabaja en una entrada sobre 'Waltzing Matilda' para su categoría de 'historia de las canciones'.

(Page 1) | 2 | 3 | .... | 5 | newer